ENTREVISTA AL ECÓNOMO DEL CABILDO DE LA CATEDRAL DE CÁDIZ

JESÚS A. CAÑAS / LA VOZ DE CÁDIZ

INICIO

“Combinaremos el ahorro con la puesta en valor del patrimonio”

  • El sacerdote celebra su primer Corpus en el cargo con una apuesta por la conservación y la inversión en el monumento más visitado de la ciudad
  • Balbino Reguera Díaz es el nuevo Ecónomo del Cabildo Catedral

El canónigo es también párroco de Santa Cruz y de la Merced. :: A. VÁZQUEZ

Como una bocanada de aire fresco, el Cabildo Catedral asume la necesidad de dar un giro de 180 grados. Del ahorro a la puesta en valor del patrimonio. Para muestra un botón, de dos meses a esta parte invertirán 70.000 euros en mejoras tanto en la Catedral como el Museo Catedralicio. El ‘culpable’ de este cambio es Balbino Reguera Díaz (San José del Valle, 1945), un sacerdote con una gran experiencia pastoral a sus espaldas que asume el cargo de ecónomo del Cabildo con la necesidad de iniciar una nueva etapa pero con el con el respeto y la memoria a su antecesor, José Vizo, fallecido el pasado Jueves Santo. Reguera asume su nuevo «servicio» a la Iglesia con ilusión y ganas que, a buen seguro, revertirán en el monumento más famoso de Cádiz.

–¿Qué situación se ha encontrado en el Cabildo Catedral?

–La situación es positiva. A pesar de la crisis, mi antecesor ha cuidado con sumo celo el mantenimiento económico. Ahora mismo, la única entrada de ingresos que tenemos es del turismo. Estamos en los mejores años de la historia en visitas turísticas. La Catedral, de los meses de noviembre a de marzo, es deficitaria. Tenemos siete trabajadores para estar abiertos de diez de la mañana a siete de la tarde. Ante esta situación, los meses difíciles los superamos con los meses de ganancias. Vizo tenía por sistema guardar una cantidad que es la que, ahora, nos va hacer posible hacer frente a las distintas actuaciones que son necesarias. En definitiva, la situación es buena pero da para lo que da. Las colectas son bajas, no recibimos ayudas, así que nuestros únicos ingresos son del turismo.

–¿Qué proyectos tiene para el futuro?

–Estamos realizando una actuación en la torre de la Casa de la Contaduría que ha supuesto una inversión de 25.000 euros con el fin de restaurarla y ponerla en valor. Además, hemos renovado la megafonía de la Catedral con un coste de 38.000 euros y ya hemos pedido presupuesto para arreglar las campanas en un proyecto de 8.000 euros. Además, ahora nos vienen unos meses buenos por lo que los tiempos más bajos del invierno los podremos pasar. Para el futuro, los canónigos hemos visto que es necesario cambiar la idea de guardar que se venía desarrollando. Es mejor hacer una programación para poner en valor el patrimonio que está deteriorado. Tenemos unos ángeles de la Roldana, unas pinturas del siglo XVII o unas imágenes del antiguo Monumento del Jueves Santo que hay que ir arreglando. La idea es hacerlo por años, en la medida de nuestras posibilidades, ir asumiendo proyectos. Lo que yo he presentado al Cabildo, y que me han aprobado, es que lo que recibimos sea para conservar y potenciar el patrimonio.

–¿Qué supone para usted este reto?

–Es un nuevo servicio distinto al que he estado haciendo a lo largo de mi ministerio. Normalmente se presta una ayuda a personas y este cargo es un servicio a la institución. Ahora mi trabajo es conservar e intentar mejorar este patrimonio que han puesto en mis manos. Para mí es un reto y para ello me estoy formando. Ver como servimos a la cultura y como lo ofrecemos al pueblo para que pueda disfrutarlo.

–La Catedral es de los monumentos más visitados de Cádiz, ¿cree que está preparada para el turismo?

–Teníamos la necesidad de la megafonía y ya lo acabamos de solucionar. Ahora queremos darle ‘un lavado de cara’. Por ejemplo, vamos a revestir las vallas del acceso con unas telas con el escudo de la Catedral. Vamos a actualizar los paneles de información turística de las capillas. También mejoraremos el exorno. Tenemos mucha ilusión y ganas pero debemos ir poco a poco. Cada año iremos viendo las necesidades, tanto en la Catedral como el Museo. Para ello, existe una comisión formada por el deán, el maestro de ceremonia, el secretario, el archivero y el ecónomo.

–Y con respecto al culto ¿ve la necesidad de revitalizarlo?

–Desde que llegó Don Rafael, él ha mostrado su deseo por poner en valor la Catedral. Nosotros ya habíamos pensado en esta necesidad, pero ha sido él el que ha mostrado el interés por darle vida. Estamos esmerando mucho el culto, por ejemplo hemos cambiado el altar colocando sillas y se cuidará más las flores para que luzca con dignidad.

–Asume el cargo de ecónomo en una institución centenaria que ya no tiene los mismos fines de cuando se creó, ¿cual es el presente y el futuro del Cabildo?

–No podemos olvidar que la Catedral es la ‘parroquia’ del obispo. Por ello, dignificar todo lo que es el culto y la devoción del pueblo de Dios es importante porque allí desarrolla su magisterio. La finalidad del Cabildo es darle la máxima dignidad porque es el templo de los templos. También hemos visto la necesidad de dedicar los ingresos, ante esta situación de crisis, a hacer una donación a los comedores sociales. Es un gesto de solidaridad con motivo del Corpus. Nuestra tarea es también de servir a los más necesitados. Por ello, se van a donar 3.000 euros, mil a cada comedor de la ciudad.

–La Catedral tiene el mal de la piedra, ¿cómo ven la posibilidad de que se inicie una nueva fase?

–Estamos en el Plan Nacional de Catedrales, pero ahora está parado. Sabemos que algún día nos tocará, pero, ahora mismo no hay nada. Este proyecto último (la Sacristía) ha quedado muy bien aunque no hay una nueva actuación a la vista. Nosotros podemos conservar y mantener lo que podamos pero nos es imposible, con los recursos que tenemos, afrontar una actuación tan grande.

–Estamos a las puertas de celebrar el Corpus del Bicentenario. En 1812 fue especialmente cuidado con la presencia de 14 pasos, ¿cree que es necesario dar un impulso al Corpus?

–Creo en los últimos años se ha ido mejorando. Este año he visto que hay más deseo de participación de distintas entidades. Hay señores que quieren decirle al Cabildo lo que tiene que hacer… Puede ser que, en el futuro, las cosas puedan cambiar. Ahora mismo, yo veo que es una procesión muy digna, hay mucha participación e interés. Intentamos el culto mayor al Santísimo, dentro de la sencillez. Quizás se pone el acento en las imágenes y se nos olvida que, si tienes fe, ahí está Cristo real en la calle, por lo que, ya para mi, sobran más imágenes. Entiendo que haya personas que necesitan ver y tocar, como Santo Tomás. En cualquier caso, respeto todas las opiniones.

Un pensamiento en “ENTREVISTA AL ECÓNOMO DEL CABILDO DE LA CATEDRAL DE CÁDIZ

  1. Yo conozco al P. Balbino desde hace 28 años y podeis estar seguros, que lo que se proponga lo hace. A Parte de ser un sacerdote ejemplar, tiene la cabeza muy bien amueblada y sabe lo que quiere. Más cosas, pues que es un amigo para todos y que como buen pastor esta dispuesto a dar la vida por todos. Yo se que trabaja mucho, muchas veces le he preguntado: ¿Balbino, tú no te cansas? y te responde, pero todo tiene que seguir adelante. Es que es un buenazo, como lo decimos en Cádiz es mejor : Es un buenazo de coojones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s