SOR MARÍA DE LOS DOLORES, O SIMI COHEN

EVA REYES /GIBRALTAR/EUROPA SUR

INICIO

El Monasterio de Jesús, María y José de Medina, donde recaló Sor María de los Dolores en 1818.

El Monasterio de Jesús, María y José de Medina, donde recaló Sor María de los Dolores en 1818.

Esta monja agustina recoleta, que acaba de ser beatificada y canonizada, nació en 1801 en una familia judía de Gibraltar, se convirtió al cristianismo e ingresó en el Monasterio de Jesús, María y José de Medina Sidonia.

El Monasterio de Jesús, María y José de Medina Sidonia acogió ayer la clausura de la fase diocesana del proceso de beatificación y canonización de la Sierva de Dios Sor María de los Dolores del Amor de Dios, una monja agustina recoleta que, nacida en Gibraltar a principios del siglo XIX en el seno de una familia judía, se convirtió al cristianismo e ingresó en dicho monasterio. Tras su muerte, gozó de fama de santidad.

Simi Cohen Levy nació el 4 de abril de 1801 en una familia acomodada. Su padre era Jacob Cohen, rabino, y su madre Esther Levy. Al quedar huérfana de madre, su padre procuró que no se mezclara con cristianos con el fin de que no tuviera cercanía con otras religiones, pero no logró su objetivo.

Una de las criadas, que era cristiana, ejerció una fuerte influencia sobre la niña, a la que llevaba a visitar la ermita de Nuestra Señora de Europa. Según el Obispado de Cádiz y Ceuta, Simi recibe en este santuario la llamada de la Virgen, que le dice que debe salir de su tierra para hacerse cristiana.

Notificado el caso al obispo de Cádiz, Simi fue llevada a Medina Sidonia, donde recaló en una familia noble. Fue bautizada el 19 de junio de 1817, tomando el nombre de María de los Dolores por su devoción a la Virgen.

Un año después, el 13 de julio de 1818, ingresó en el Convento de Jesús, María y José, del que había tomado posesión la orden de las agustinas recoletas en octubre de 1687, para comenzar el noviciado. El pueblo sufragó los gastos de la dote.

Esta monja pasó por todos los oficios de la comunidad religiosa a la que pertenecía menos el de priora, que por humildad siempre rechazaba. En el oficio de atender al torno, su virtud brilló más, ayudando a aquellos más necesitados.

Por sus consejos era buscada y personas de todo tipo le consultaban su parecer como a una mensajera de Dios. Tenía fama de predecir el futuro y poseía cualidades extraordinarias para las labores de bordados y manufacturas, así como pericia en el campo económico.

Como maestra de novicias, Sor María de los Dolores del Amor de Dios formó a muchas religiosas en la santidad. Estimada por sus hermanas de comunidad y por las personas que la conocieron, decidió vivir sus últimos años en su celda, conocida como Casita de Nazaret, en constante oración y siendo ejemplo y maestra de todas las virtudes. Falleció el 8 de enero de 1887 de una hidropesía al corazón, a los 86 años de edad. Su fama de santidad empezó entonces a divulgarse.

Su biografía, escrita en 1889, apenas transcurridos dos años de su muerte, fue traducida a varios idiomas, sucediéndose las ediciones en español hasta la actualidad.

Su comunidad religiosa ha conservado su memoria y fama de santidad a través de las hermanas mayores, algunas de las cuales fueron novicias de Sor Inés del Corazón de María, quien a su vez fue novicia de Simi Cohen y guardó los escritos de su vida.

Obtenido el nihil obstat de la Santa Sede, el 18 de noviembre de 2001 fue abierto solemnemente el proceso de beatificación y canonización con la asistencia de los obispos de Cádiz y Gibraltar y gran multitud de fieles gibraltareños y de Medina Sidonia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s