La parroquia de San José de Cádiz continúa su formación en este año de la Fe

Manolo López / Parroquia San José (Cádiz)

INICIO

IMG_7179

El padre Salvador Rivera, párroco de San José, ha presentado al presbítero Don Antonio J. García-Berbel Molina,  Doctor en Derecho Canónico, Abogado del I. C. de Madrid, Defensor del vínculo y Promotor de Justicia de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, en el salón parroquial ante feligreses de San José y de la parroquia del Santo Cristo de San Fernando.

El Rvdo. D. Antonio García-Berbel ha desarrollado magistralmente la conferencia titulada “Las propiedades esenciales y los fines del matrimonio natural a la luz de su concepción personalista en las enseñanzas del Concilio Vaticano II”.

El texto al que se ha referido en muchas ocasiones ha sido la Constitución “GAUDIUM ET SPES“, en el numero 48, donde expresa el Concilio el carácter sagrado del matrimonio y de la familia.

Este vínculo sagrado, en atención al bien tanto de los esposos y de la prole como de la sociedad, no depende de la decisión humana. Pues es el mismo Dios el autor del matrimonio, al cual ha dotado con bienes y fines varios, todo lo cual es de suma importancia para la continuación del género humano, para el provecho personal de cada miembro de la familia y su suerte eterna, para la dignidad, estabilidad, paz y prosperidad de la misma familia y de toda la sociedad humana.

Sin embargo, la dignidad de esta institución no brilla en todas partes con el mismo esplendor, puesto que está oscurecida por la poligamia, la epidemia del divorcio, el llamado amor libre y otras deformaciones; es más, el amor matrimonial queda frecuentemente profanado por el egoísmo, el hedonismo y los usos ilícitos contra la generación.

Por otra parte, Don Antonio, ha indicado que la actual situación económica, social-psicológica y civil son origen de fuertes perturbaciones para la familia.

Todo lo cual suscita angustia en las conciencias. Y, sin embargo, un hecho muestra bien el vigor y la solidez de la institución matrimonial y familiar: las profundas transformaciones de la sociedad contemporánea, a pesar de las dificultades a que han dado origen, con muchísima frecuencia manifiestan, de varios modos, la verdadera naturaleza de tal institución.

Por tanto el Concilio, con la exposición más clara de algunos puntos capitales de la doctrina de la Iglesia, pretende iluminar y fortalecer a los cristianos y a todos los hombres que se esfuerzan por garantizar y promover la intrínseca dignidad del estado matrimonial y su valor.

Los referentes morales que la sociedad tiene hoy del matrimonio no son reales. Las parejas jóvenes no han conocido el matrimonio vivido para toda la vida, indisoluble. El valor del compromiso se ha perdido.

El concilio Vaticano II evito hablar del matrimonio como contrato y por eso utiliza la palabra alianza. El matrimonio es una Alianza, que recuerda la Alianza de Dios con el pueblo de Israel, una Alianza que es perpetua, irrevocable… hace referencia a la Alianza de Jesucristo con la Iglesia.

Después de la conferencia se ha mantenido un turno de preguntas y dialogo entre los asistentes y el ponente.

El padre Salvador ha agradecido la presencia de Don Antonio, al que conoció y con el que compartió la tarea pastoral en la parroquia del Cristo de San Fernando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s