“Que esta nueva Cuaresma no pase por nuestras vidas dejando que cada día cumpla sus horas”

Gabinete Prensa-Cádiz y Ceuta

INICIO

miercoles_ceniza2_13_02_13

En la tarde del 13 de febrero el Cabildo Catedralicio celebró la Misa en la que, mediante la imposición de la ceniza, se dio comienzo a la celebración de la Santa Cuaresma, como preparación a la Pascua del Señor Jesús.

La ceremonia estuvo presidida por el deán de la S.A.I. Catedral de Cádiz, Rvdo. P. Guillermo Domínguez Leonsegui, que aseguró que el signo de la imposición de la ceniza “sirve para recordarnos que la vida terrenal está llamada para su plenitud junto a Dios para siempre”. “Iniciamos un tiempo de gracia y salvación. Tenemos que desechar el posible desánimo y la rutina”.

De otro lado, Domínguez Leonsegui, hizo referencia a la celebración de la Cuaresma en este Año de la Fe y a la decisión de renuncia de Benedicto XVI: “Celebramos esta Cuaresma en el Año de la Fe propuesto por el Papa Benedicto XVI. Su Santidad ya ha entrado en la historia con letras mayúsculas, por su Pontificado y por este gesto final, grande de alma. Un hombre humilde, un Santo”. Asimismo, recomendó a los presentes la lectura del mensaje de Cuaresma del Santo Padre, en el que habla de la relación entre la fe y la caridad. “Lo que el Papa nos pide es que toda nuestra programación se haga desde la fe y para promover la fe. Todo tiene que brotar desde la fe cristiana y que sea una actividad evangelizadora”.

A continuación, el deán de la Catedral de Cádiz habló de los tres consejos que Jesús nos da para el tiempo de Cuaresma: limosna, oración y ayuno. “Estos tres consejos son dinámicos, no se refieren únicamente al hecho punitivo de nuestras culpas. Dios no quiere ni el castigo, ni el sufrimiento de los pecadores. Estos tres consejos nos dicen que salgamos de nosotros mismos y busquemos al prójimo, al necesitado; que mediante la oración pongamos ante Dios nuestra vida y en diálogo con Él; con el ayuno tenemos que intentar darnos cuenta de cómo aquello que nos satisface, nos esclaviza de alguna manera”.

Por último, manifestó que “esta nueva Cuaresma no pase por nuestras vidas dejando que cada día cumpla sus horas. Como nos decían en el seminario: que cada Cuaresma nos quite un pecado de nuestra vida, para que, de esta manera, en diez años podamos ser canonizados”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s