Hacienda estudia comprar en Ceuta el `Amor Fraterno` al Obispado

A.Q. / El FARO DE CEUTA

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fachada principal del inmueble 

  • Estudian dedicar 2 millones de euros a comprar el inmueble 

La Ciudad dispone de un derecho preferente para la adquisición en el contrato de alquiler, que vence a finales de agosto. La Iglesia pide por el inmueble un 10% menos de su valor de tasación, según el Gobierno.

La consejera de Economía, Hacienda y Administración Pública del Gobierno de Ceuta, Susana Román, ha encargado al personal de su departamento y de la Sociedad de Desarrollo PROCESA que evalúen las posibilidades de atender la propuesta que le transmitido su homóloga de Educación, Mabel Deu, para que la Administración haga frente a una inversión de dos millones de euros para quedarse en propiedad con el inmueble del ‘Amor Fraterno’.

La Guardería I de la Ciudad Autónoma fue trasladada en marzo de 2009 a ese bloque, propiedad del Obispado, después de que la Administración se viese obligada a cerrar las instalaciones en las que se ubicaba en el edificio de la Residencia Nuestra Señora de África de Hadu, en el que hace siete años se detectaron deficiencias estructurales que forzaron su clausura.

La solución, que inicialmente se planteó como temporal, se ha eternizado ante las trabas urbanísticas y económicas con que se han topado distintos proyectos de reemplazo como los proyectados para la misma barriada de San José (para 215 plazas, bastantes más de las disponibles actualmente junto al CEIP Santa Amelia, 130) o Loma Colmenar (con 204 plazas).
Fuentes del Ejecutivo local que preside Juan Vivas han explicado a ‘El Faro’ que el Obispado solicita a la Ciudad Autónoma dos millones de euros por el inmueble, un 10% por debajo de su precio de tasación, que se ha fijado en 2,2 millones de euros.
Tras varios años como arrendataria, la Administración autonómica tiene un derecho preferente de compra en su contrato de alquiler vigente, que asciende a 4.000 euros mensuales y que vence a finales del próximo mes de agosto, siempre según fuentes del Gobierno local.

Subida de renta
‘El Faro’ desveló el pasado 8 de junio que la Ciudad se estaba planteando la posible adquisición de los terrenos del ‘Amor Fraterno’, propiedad de la Pía Unión y cuya dirección la ostenta ahora el vicario en representación de los intereses de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, que estaría pensando aumentar casi un 400% la renta mensual, que pasaría a 15.000 euros.
El Obispado ya ha visto aceptada su alegación a la primera versión del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para “mantener reuniones a nivel técnico e institucional para concretar la situación urbanística de los numerosos suelos propiedad de la Iglesia con la posibilidad de tramitar a este respecto algún tipo de convenio de planeamiento”.

La Pía Unión dispone también de los terrenos que ocupaba hasta hace bien poco la residencia de ancianos de Nazaret, un hogar que tras la apertura de Gerón se ha ido sumiendo en el abandono sin dársele un uso social a modo de albergue para atender a la cantidad de personas sin hogar que hay en Ceuta.

La Ciudad, que llegó a valorar una utilidad para los mismos, confirma que en estos momentos carece de un proyecto que ofrecer a la Iglesia.
Al comienzo de la pasada legislatura el Gobierno de Vivas utilizó ambos espacios, tanto el ‘Amor Fraterno’ como la Residencia Nazaret, para albergar temporalmente a los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) acogidos en el Centro Mediterráneo, que hubo de ser desalojado tras  verse afectado por un incendio.

‘El Faro’ adelantó a principios de este mes que la Diócesis, en representación de la Pía Unión (ya que como entidad sigue funcionando pero está manejada directamente por la Iglesia siendo el vicario su director) presentó una alegación al PGOU ya que tenía interés en cambiar el uso actual, que es genérico, a otro residencial o comercial. Así lo confirmó a este medio el arquitecto municipal Javier Arnáiz, aunque aclaró que la Ciudad había rechazado dicha alegación.

LAS CLAVES

Uso socio-cultural
Reiteradas demandas de salas de lectura y estudio
El Pleno ha sido escenario recurrente durante los últimos meses de reiteradas demandas de la oposición al Gobierno para que priorice la puesta a disposición de la población de las barriadas de más equipamientos de naturaleza socio-cultural. El ‘Amor Fraterno’ vendría a cubrir, con sus plantas superiores, ese déficit en la zona de Santa Amelia.

Obispado
La Iglesia busca “algún tipo de convenio”
El Obispado ha visto aceptada una alegación al Plan General de Ordenación Urbana para “mantener reuniones a nivel técnico e institucional para concretar la situación urbanística de los numerosos suelos propiedad de la Iglesia con la posibilidad de tramitar a este respecto algún tipo de convenio de planeamiento”.

Precio
Por debajo del valor de tasación del inmueble
El inmueble del ‘Amor Fraterno’ está tasado, según fuentes del Ejecutivo local, en 2,2 millones de euros. El Obispado le ha ofrecido a la Ciudad Autónoma transmitirle la propiedad por dos millones de euros, que es la cantidad para cuya viabilidad económica y presupuestaria están buscando futuro los técnicos municipales.

Destino, Escuela Infantil y equipamiento cultural

Aunque no lo identificó explícitamente, la consejera de Educación, Mabel Deu, avanzó en la última Sesión Plenaria que el Gobierno que preside Juan Vivas estaba evaluando la adquisición de un inmueble no solo para mejorar la oferta de plazas de Educación Infantil en la ciudad sino también para poner a disposición de la ciudadanía nuevos equipamientos culturales. La idea de la titular del área pasa por mejorar las infraestructuras de la actual guardería para transformarla en una Escuela Infantil y por aprovechar las plantas superiores del edificio propiedad del Obispado para alojar en ellas espacios de biblioteca y salas de lectura y estudio, uno de los déficits que arrastra esa parte de la periferia.

Más de 1,5 millones, con el sí de la Santa Sede

La Conferencia Episcopal estableció hace diez años que para la enajenación de  bienes con un valor 0,1 a 150.000 euros no se exige ninguna autorización y que el párroco o el obispo puede, por tanto, formalizar el acto sin más. Entre esa cantidad y 1,5 millones es competente el obispo diocesano, aunque debe contar con el consentimiento del Consejo de Asuntos Económicos y del Colegio de Consultores, así como el de los interesados. Cuando la cuantía supera los 1,5 millones además de las anteriores autorizaciones se precisa “consentimiento de la Santa Sede”. Si se trata, en cambio, de bienes cuyo valor es superior a la cantidad máxima, o de exvotos donados a la Iglesia o bienes “preciosos por razones artísticas o históricas” se requiere para la validez de la enajenación también la licencia del Vaticano. No sólo se deben observar estas normas en los actos de enajenación sino en cualquier otro acto jurídico que conlleve la posibilidad de resultar perjudicada la situación patrimonial de una persona jurídica eclesiástica, por ejemplo en el otorgamiento de un usufructo, la imposición de un gravamen… En los arrendamientos de bienes de la Iglesia, las Conferencias Episcopales pueden establecer “normas específicas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s