La Iglesia sale del templo

Antonio M. de la Vega

INICIO

  • El Oratorio de San Felipe acogerá una serie de conferencias para profundizar en el diálogo entre fe y cultura que comenzarán de inmediato
  • Reforzar la labor misionera es el gran objetivo del Obispado

La última Carta Pastoral remitida a la Diócesis de Cádiz y Ceuta por parte del obispo Monseñor Rafael Zornoza deja claras algunas de las claves que van a marcar el devenir de la Iglesia gaditana de cara a las próximos años. Entre todas ellas, hay una palabra que marca el rumbo de la Diócesis: Misión. El obispo aboga por que la evangelización y la acción social sean ejes preeminentes en la Iglesia gaditana y por ello se van a poner en marcha toda una serie de iniciativas encaminadas a llevar la Palabra de Dios a esos cristianos que por un motivo u otro la han dejado en un segundo plano.

De entre las medidas que se van a poner en marcha para acercar la fe a la sociedad gaditana, destaca la apuesta por convertir al Oratorio de San Felipe Neri, una vez liberado de los grandes fastos que tuvieron lugar en el templo durante la celebración del bicentenario de la Constitución de 1812, en la sede una fundación para promover la profundización en la fe y el diálogo con ella a través del debate científico, la comunicación y el arte (literatura, música, etc.) o la celebración.

La idea es celebrar allí una serie de ciclos o conferencias en las que tenga cabida ese pretendido diálogo entre fe y cultura. Todo esto se planea en un momento en que se suscitan amplios debates en torno a la propia institución católica motivados por las últimas consignas enviadas a los fieles por el papa Francisco. Aun así, como explica el vicario de Pastoral de la Diócesis de Cádiz, Fernando Campos, los católicos no se pueden quedar en la superficie de las declaraciones de Francisco, puesto que «hay que conocer las entrevistas o contextos completos en las que se dicen esas frases que tanto llaman la atención, porque si no es imposible captar el mensaje completo».

Desde el Obispado, aunque quedan varios flecos por atar respecto a este proyecto, se confía en que las diferentes actividades en torno al Oratorio se puedan poner en marcha en este mismo mes de octubre o el próximo mes de noviembre.

Esto coincide con la intención de ampliar el culto en el templo de la calle Santa Inés, aunque dependerá de la disponibilidad de sacerdotes que puedan encargarse de oficiar las distintas celebraciones.

Además de esto, desde el Obispado se está promoviendo una mayor formación evangelizadora que se va a impartir en las propias parroquias que lo soliciten, poniéndose en marcha las «escuelas de evangelizadores» que se desarrollarán los sábados. «Es una escuela para cultivarnos, formarnos y salir de nuestros templos», explica Campos.

El Obispado de Cádiz proyecta crear una fundación entorno al Oratorio

Antonio M. de la Vega / La Voz de Cádiz

INICIO

Oratorio San Felipe

  • El Plan de Acción para los años 2013 a 2016 en la Diócesis de Cádiz y Ceuta incluye la puesta en marcha de un Centro de Día para personas sin hogar 

Misión es la palabra clave de la Carta Pastoral que el obispo de Cádiz y Ceuta, monseñor Rafael Zornoza, ha distribuido en la Diócesis con el fin de esbozar el Plan Pastoral para los años 2013 a 2016. En la misma, partiendo de los últimos designios marcados por el Papa Francisco y afrontando la realidad social que trae aparejada la crisis económica, se plantean una serie de acciones básicas para cubrir las necesidades de los ciudadanos y volver a acercar a la Iglesia a los que por diversos motivos se han apartado de ella. De ahí que la evangelización y la acción social sean los pilares básicos sobre los que se quiere asentar el trabajo de la Diócesis.

El obispo invita a las parroquias a iniciar las llamadas ‘Misiones Populares’, con las que los fieles «seamos capaces de ofrecer la fe saliendo al encuentro de los demás». Asimismo, se va a constituir la Escuela de Evangelizadores y se van a potenciar los grupos de oración y los lugares de Adoración permanente o perpetua.

Otro de los aspectos que destaca monseñor Zornoza en su Carta es la necesidad de salir al encuentro de los pobres y necesitados, apoyando la labor que realizan Cáritas Diocesana y las Cáritas parroquiales. Entre los proyectos concretos que se preparan están el de atención a familias en exclusión; la apertura y sostenimiento del nuevo Centro de Día para los sin techo en la ciudad de Cádiz; la realización del estudio ‘Análisis de la realidad en la provincia de Cádiz y la ciudad de Ceuta: acompañando en la acción’; o la creación del Foro ‘La imaginación de la caridad’.

Por otro lado, el Obispado anuncia la creación de una fundación para promover la profundización en la fe y el diálogo con ella a través del debate científico, la comunicación y el arte (literatura, música, etc.) o la celebración en el entorno del Oratorio de San Felipe Neri, lugar destacado en la historia de la Iglesia y la nación y que tuvo un papel protagonista en la celebración del Bicentenario.

Carta pastoral del obispo de Cádiz y Ceuta con motivo de la Campaña de Manos Unidas para 2013

Gabinete Prensa-Cádiz y Ceuta

INICIO

images

“No hay justicia sin igualdad”

Manos Unidas sigue siendo una ONG llena del humanismo que surge de la cosmovisión cristiana. Efectivamente, en su lucha contra el hambre han ido profundizando en la sanación de las raíces de ese problema tan antiguo y al mismo tiempo tan dolorosamente actual. El hambre es consecuencia directa de la injusticia. La justicia se sostiene sobre el orden natural cuyo eje es la dignidad inviolable de todo hombre, sin ninguna distinción. De hecho las diferentes desigualdades son causa directa de los muchos enfrentamientos armados que tanto mal producen en el mundo.

Los que hemos conocido a Cristo, plenitud de la humanidad nueva y plena, sabemos que para Dios no hay desigualdad entre hombre y mujer, esclavo o libre, judío o gentil (cf. Gal 3, 28) porque la dignidad de todo hombre no está puesta en su sexo, condición, raza o religión sino en la llamada a ser hijos de Dios que desde la Cruz gloriosa, Cristo, el Hijo eterno de Dios, dirige a todos los hombres, sin distinción. La conciencia de esta dignidad y del proyecto común en el que todos los hombres nos encontramos ha movido siempre a los cristianos a luchar contra los atentados que ha introducido el pecado en la historia humana. Pues cuando los hombres se han alejado de Dios han entrado en una dinámica de autoafirmación en oposición al otro. Esto se ve especialmente en la relación entre los hombres y las mujeres.

Efectivamente, la vocación natural del ser humano, que puede ser reconocida por la mera razón, muestra que lejos de ser enemigos, el hombre y la mujer son complementarios, se necesitan mutuamente, y especialmente en su unión conyugal, manifiestan el ser de Dios, el cual siendo una Unidad es comunión, Amor complementario en su Trinidad de personas divinas. Por ello es antinatural y por tanto un atentado a la dignidad humana la llamada “guerra de sexos o géneros”. No será como resultado de la dialéctica que surgirá la paz y la igualdad sino del reconocimiento de este orden armónico que el Creador puso en nuestra naturaleza. Por ello unidas nuestras manos con la Mano del que lleva la historia y la creación trabajemos para que este orden pueda ser reconocido y los pueblos entren en la alegría de la comunión y la complementariedad que tanto fruto han dado a lo largo de la historia en los lugares que así lo han vivido en sus normas sociales.

En este Año de la Fe, también el Señor tiene gracias de vida preparadas para vosotros, miembros activos de Manos Unidas. Pues la fe renovada en Cristo Resucitado, Dios y hombre verdadero, impulsa y llena de vida –como hizo con vuestras fundadoras- todo vuestro trabajo, tan valioso y tantas veces escondido pero que Dios ve, pues “El no ve como los hombres, que ven la apariencia: el Señor ve el corazón” (1 Sam 16, 7).  Os bendigo lleno de afecto y agradecimiento a todos vosotros y os envío a esta gran misión en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

+ Rafael Zornoza Boy, obispo de Cádiz y Ceuta