El Estado tendrá ‘fichados’ a curas y hermanos mayores

Carlos Navarro / Diario de Cádiz

INICIO

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, jura su cargo ante el rey Felipe VI

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, jura su cargo ante el rey Felipe VI

  • Un Real Decreto obliga a todos los sacerdotes y dirigentes de entidades eclesiásticas a registrarse ante el Ministerio de Justicia. Abierta la opción a anotar también los templos

Una gran reforma publicada por Real Decreto en el BOE del primero de agosto, sábado para más inri. El Estado controlará toda la información sobre la Iglesia en España mediante la reforma del Registro de Entidades Religiosas impulsada por el ministro de Justicia, Rafael Catalá. La inscripción en el registro es el requisito necesario para que una entidad religiosa adquiera personalidad jurídica y, por lo tanto, pueda operar en el tráfico jurídico civil. La reforma amplía los campos de información que hasta ahora abarcaba este registro. Los sacerdotes, los hermanos mayores y los templos quedarán anotados en este registro a raíz de la entrada en vigor de esta reforma. Quedan fijados criterios obligados de actualización de la información al objeto de verificar que las hermandades verdaderamente “funcionan”, así como para tener al día los datos de presbíteros y dirigentes cofradieros. La reforma incluye el uso de formatos y firmas electrónicos para agilizar la tramitación y cumplimiento de estas nuevas disposiciones, recogidas en el Real Decreto 594/2015 de 3 de julio por el que se regula el Registro de Entidades Religiosas.

En algunos casos se debe producir previamente la intervención del notario para, por ejemplo, acreditar en documento público los datos del nuevo hermano mayor elegido en el correspondiente cabildo electoral. Esta gran reforma, en general, supone un nuevo esquema en el procesamiento y uso de la información sobre las comunidades religiosas en el ámbito civil con la finalidad de aumentar la seguridad jurídica.

La anotación de los sacerdotes es obligatoria en el caso de que puedan generar efectos civiles, lo que en la práctica supone que prácticamente todos los presbíteros deberán estar fichados ante el Estado, pues el mero hecho de presidir enlaces matrimoniales genera efectos civiles de acuerdo con los acuerdos entre España y la Santa Sede. El control se intensifica de tal manera que las diócesis deberán comunicar la baja de un cura por el motivo que fuere antes de un mes después de que se haya producido. Y los sacerdotes quedan obligados a renovar sus datos cada dos años, tal es la vigencia de la certificación. Esta certificación registral será una prueba suficiente para acreditar su condición como tal ante terceros. Esto es, los curas dispondrán, además del carné emitido por la diócesis, de un documento expedido por el Estado donde serán reconocidos como presbíteros a los efectos oportunos.

La reforma incluye la potestad de anotar los templos u otro tipo de lugares de culto, con la advertencia expresa de que de dicha anotación no se puede colegir la obtención de personalidad jurídica en favor del inmueble.

Pasa a ser obligatoria la inscripción de los órganos de presentación de las entidades religiosa, cuando antes era una opción potestativa. Esto supone que el Estado tendrá fichados a los hermanos mayores de las cofradías, calificadas en el caso de Sevilla como asociaciones públicas de la Iglesia Católica por normativa diocesana de diciembre de 1997. En este caso también se intensifica el control, pues la modificación de los datos de las juntas de gobierno deberá comunicarse al Registro antes de los tres meses siguientes desde que se haya producido. Incluso se requiere la firma del hermano mayor saliente y del entrante, aunque se deja abierta la posibilidad de que se inscriban los datos del nuevo hermano mayor sin necesidad de la firma del saliente. Una cuestión novedosa es que la modificación de los datos del nuevo hermano mayor deberá hacerse mediante documento público, por lo que parece que los hermanos mayores estarían obligados a pasar por la notaría en cada renovación de junta de gobierno.

Las hermandades y otras entidades religiosas deberán presentar al registro una “declaración de funcionamiento” cada dos años para acreditar que mantienen su actividad. A los seis meses de la entrada en vigor de la modificación del Registro de Entidades Religiosas (1 de noviembre) se podrá emitir ya la primera declaración de funcionamiento. Cabe destacar que en el concepto de “entidades religiosas” no sólo se incluyen las hermandades y cofradías, sino otras asociaciones de fieles, los consejos provinciales e incluso órganos rectores de templos como los cabildos catedrales.

Para que no se produzca incumplimientos en materia de protección de datos -puesto que el registro es un instrumento público expuesto a consulta- los sacerdotes, los hermanos mayores y otros dirigentes deberán acompañar las anotaciones del consentimiento expreso a su publicación.

La reforma establece también que la erección de nuevas hermandades, congregaciones o entidades religiosas deberá acreditarse ante notario antes de su inscripción en el Registro.

El Estado tendrá 'fichados' a curas y hermanos mayores

Carlos Navarro / Diario de Cádiz

INICIO

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, jura su cargo ante el rey Felipe VI

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, jura su cargo ante el rey Felipe VI

  • Un Real Decreto obliga a todos los sacerdotes y dirigentes de entidades eclesiásticas a registrarse ante el Ministerio de Justicia. Abierta la opción a anotar también los templos

Una gran reforma publicada por Real Decreto en el BOE del primero de agosto, sábado para más inri. El Estado controlará toda la información sobre la Iglesia en España mediante la reforma del Registro de Entidades Religiosas impulsada por el ministro de Justicia, Rafael Catalá. La inscripción en el registro es el requisito necesario para que una entidad religiosa adquiera personalidad jurídica y, por lo tanto, pueda operar en el tráfico jurídico civil. La reforma amplía los campos de información que hasta ahora abarcaba este registro. Los sacerdotes, los hermanos mayores y los templos quedarán anotados en este registro a raíz de la entrada en vigor de esta reforma. Quedan fijados criterios obligados de actualización de la información al objeto de verificar que las hermandades verdaderamente “funcionan”, así como para tener al día los datos de presbíteros y dirigentes cofradieros. La reforma incluye el uso de formatos y firmas electrónicos para agilizar la tramitación y cumplimiento de estas nuevas disposiciones, recogidas en el Real Decreto 594/2015 de 3 de julio por el que se regula el Registro de Entidades Religiosas.

En algunos casos se debe producir previamente la intervención del notario para, por ejemplo, acreditar en documento público los datos del nuevo hermano mayor elegido en el correspondiente cabildo electoral. Esta gran reforma, en general, supone un nuevo esquema en el procesamiento y uso de la información sobre las comunidades religiosas en el ámbito civil con la finalidad de aumentar la seguridad jurídica.

La anotación de los sacerdotes es obligatoria en el caso de que puedan generar efectos civiles, lo que en la práctica supone que prácticamente todos los presbíteros deberán estar fichados ante el Estado, pues el mero hecho de presidir enlaces matrimoniales genera efectos civiles de acuerdo con los acuerdos entre España y la Santa Sede. El control se intensifica de tal manera que las diócesis deberán comunicar la baja de un cura por el motivo que fuere antes de un mes después de que se haya producido. Y los sacerdotes quedan obligados a renovar sus datos cada dos años, tal es la vigencia de la certificación. Esta certificación registral será una prueba suficiente para acreditar su condición como tal ante terceros. Esto es, los curas dispondrán, además del carné emitido por la diócesis, de un documento expedido por el Estado donde serán reconocidos como presbíteros a los efectos oportunos.

La reforma incluye la potestad de anotar los templos u otro tipo de lugares de culto, con la advertencia expresa de que de dicha anotación no se puede colegir la obtención de personalidad jurídica en favor del inmueble.

Pasa a ser obligatoria la inscripción de los órganos de presentación de las entidades religiosa, cuando antes era una opción potestativa. Esto supone que el Estado tendrá fichados a los hermanos mayores de las cofradías, calificadas en el caso de Sevilla como asociaciones públicas de la Iglesia Católica por normativa diocesana de diciembre de 1997. En este caso también se intensifica el control, pues la modificación de los datos de las juntas de gobierno deberá comunicarse al Registro antes de los tres meses siguientes desde que se haya producido. Incluso se requiere la firma del hermano mayor saliente y del entrante, aunque se deja abierta la posibilidad de que se inscriban los datos del nuevo hermano mayor sin necesidad de la firma del saliente. Una cuestión novedosa es que la modificación de los datos del nuevo hermano mayor deberá hacerse mediante documento público, por lo que parece que los hermanos mayores estarían obligados a pasar por la notaría en cada renovación de junta de gobierno.

Las hermandades y otras entidades religiosas deberán presentar al registro una “declaración de funcionamiento” cada dos años para acreditar que mantienen su actividad. A los seis meses de la entrada en vigor de la modificación del Registro de Entidades Religiosas (1 de noviembre) se podrá emitir ya la primera declaración de funcionamiento. Cabe destacar que en el concepto de “entidades religiosas” no sólo se incluyen las hermandades y cofradías, sino otras asociaciones de fieles, los consejos provinciales e incluso órganos rectores de templos como los cabildos catedrales.

Para que no se produzca incumplimientos en materia de protección de datos -puesto que el registro es un instrumento público expuesto a consulta- los sacerdotes, los hermanos mayores y otros dirigentes deberán acompañar las anotaciones del consentimiento expreso a su publicación.

La reforma establece también que la erección de nuevas hermandades, congregaciones o entidades religiosas deberá acreditarse ante notario antes de su inscripción en el Registro.

Confirman la existencia de una iglesia visigótica en la Silla del Papa

TU DIÓCESIS

INICIO

Iglesia visigótica de la Silla del Papa. Foto tomada en la reciente campaña arqueológica

Iglesia visigótica de la Silla del Papa. Foto tomada en la reciente campaña arqueológica

  • Está localizada en el término municipal de Tarifa y podría ser una de las iglesias fundadas por San Fructuoso en el litoral gaditano durante el siglo VII

La primera fase de la campaña de excavaciones arqueológicas en el yacimiento de la ensenada de Bolonia conocido como la Silla del Papa ha culminado. Los trabajos comenzaron el pasado 11 de mayo y se han llevado a cabo bajo la dirección de Pierre Moret, dentro del ámbito de colaboración entre la Institución Cultural Francesa Casa de Velázquez y el Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia, de la Consejería de Educación , Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía.

El equipo científico estuvo formado por especialistas y estudiantes de las universidades de Toulouse, Alicante, Sevilla y Granada, así como del conjunto arqueológico de Baelo Claudia. En concreto, retomaron las excavaciones en el edificio D1 que habían identificado en la pasada campaña de octubre de 2014 como una iglesia visigótica. Gracias al método de datación del carbono-14 han podido indicar que la iglesia estaba en uso entre los siglos VI y VII y han encontrado en el ábside el soporte cilíndrico de la mesa de altar, que se encuentra actualmente desaparecida.

Hay constancia en la zona de la existencia de un monasterio en el siglo VII, como se recoge en un libro publicado sobre el urbanismo religioso en la Cora de Medina Sidonia. Y, si bien no se conoce ningún hábitat de esa época en el yacimiento, podría tratarse de un lugar de culto aislado, abandonado después de la conquista islámica.

Texto sobre urbanismo religioso en la Cora de Medina Sidonia

Texto sobre urbanismo religioso en la Cora de Medina Sidonia

El templo paleocrisitano se sitúa en el extremo suroeste del yacimiento, en una terraza que se extiende en una cota inferior a la del recinto amurallado. A día de hoy es el único caso comprobado de reocupación del yacimiento tras su abandono en época augustea. Su mera existencia es un información crucial que ayudará a comprender por qué se eligió la Silla del Papa para la construcción de una iglesia.

Con esta primera fase se ha logrado desvelar que los grandes sillares de arenisca que forman los muros del ábside y la nave de la iglesia han sido reutilizados de construcciones mucho más antiguas. Algunos de ellos presentan molduras que podrían corresponder a monumentos funerarios prerromanos. Auguran en este caso los investigadores que esperan obtener más datos a lo largo de esta campaña, “que nos permitan concretar el origen y la localización de dichos monumentos”.

Vista de los restos de la iglesia visigótica con la ensenada de Bolonia al fondo

Vista de los restos de la iglesia visigótica con la ensenada de Bolonia al fondo

7.D1_vertical_IMG_3811-mini-300x240

Arte de Cádiz en el Vaticano

Pablo-Manuel Durio / Diario de Cádiz

INICIO

  • El pintor Juan José del Águila dona una obra suya al anterior Papa, Benedicto XVI
  • El cuadro lo hizo hace veinte años y llegó a Roma tras una curiosa historia

El Vaticano posee uno de los mayores tesoros artísticos de todo el mundo. El museo y prácticamente todo lo que rodea a las murallas del país más pequeño del universo es puro arte, un enorme catálogo de obras interesantes, casi todas con temática religiosa, como no podía ser de otra forma. Pues desde hace unos meses, entre todo ese catálogo de bienes artísticos vaticanos se incluye una pincelada gaditana. Un cuadro concebido en Cádiz y hecho por un gaditano, y con una curiosa historia detrás desde el día en que se ideó su ejecución hasta que llegó a las manos del anterior Papa, Benedicto XVI.

¿Es usted de esos que creen en el destino? ¿De los que piensa que hay cosas que ya están preestablecidas o preconcebidas desde un inicio, aunque no se hagan realidad hasta bastante tiempo después? Pues mucho de eso esconde esta historia, protagonizada por el pintor gaditano Juan José del Águila. Él es el autor del cuadro que descansa ya en los fondos vaticanos. “Soy admirador de Miguel Ángel y he ido ya dos veces a Italia a conocer su obra. Un día leí que su Piedad era la más bella del mundo, y me pregunté que cómo hubiera sido esa Piedad si se hubiera pintado”. Ahí comenzó la historia de este cuadro, que fue pintado hace alrededor de veinte años, que está ejecutado a base de capas superpuestas y donde la luz y el relieve son dos aspectos importantes. “Desde el primer momento lo pinté pensando en que fuera al Vaticano; pero a mi mujer le gustó mucho, quiso tenerlo y lo pusimos en la cabecera de la cama”, explica Juan José del Águila. Su esposa falleció hace dos años, momento en el cual recuperó esa primitiva idea de donarlo a la Iglesia.

El recorrido que hace posible esta donación también es bastante curioso. Resulta que este pintor gaditano -que ha trabajado más de media vida en el Museo de Cádiz-, participó en una excursión a Italia con escala en el Vaticano. Él llevó una fotografía del cuadro y le comentó su deseo a la organizadora de esta excursión. Casualidades -¿o será el destino?- la organizadora le comentó esta historia al guía que les acompañó durante la visita al Vaticano. Y entonces este guía -que era argentino, al igual que el actual Papa Francisco- lo puso directamente en contacto con una secretaria del Vaticano. “Era una chica muy agradable, que me dio las instrucciones precisas para que enviara el cuadro. Me aseguraba que así le llegaría seguro a Benedicto XVI”.

Y así lo hizo. “Envié el cuadro a nombre de Benedicto XVI por Seur.Tardó cinco días en llegar, y todos los días me avisaban del recorrido que estaba realizando y dónde se encontraba exactamente”, recuerda Juan José, que recibió la respuesta vaticana dos días después. “La carta, si la miras al trasluz, tiene el escudo del Vaticano”, presume.

Recuerda este pintor que en la excursión que propició que su cuadro llegara a Roma, uno de los que viajaban con él se quedó prendado al ver la fotografía de la pintura. “Me ofreció lo que yo pidiera por él. Mira que me hacía falta el dinero, pero yo soy artista y quería que el cuadro fuera allí. Y así lo pude hacer”, afirma Juan José del Águila, que se muestra muy ilusionado con esta experiencia. Desde que falleció su mujer no había vuelto a pintar nada. Y posiblemente esta historia, en la que el destino ha jugado un importante papel, lo haga volver a coger el pincel.

El Oratorio de Cádiz busca desde hoy una relación más estrecha con la cultura

P-M. D. / Diario de Cádiz

INICIO

Foto: Diario de Cádiz

Foto: Diario de Cádiz

  • El templo acogerá un ciclo de conferencias de tres días sobre la Nueva Evangelización

El proyecto del Obispado de lograr una relación lo más directa posible entre el culto religioso y la cultura en el Oratorio de San Felipe Neri da hoy sus primeros pasos. Después de algunos conciertos que ha albergado este templo desde que volviera a manos de la Iglesia, los próximos tres días servirá de escenario de un ciclo de conferencias que ha organizado la Asociación Católica de Propagandistas y que versarán sobre la Nueva Evangelización.

Esta entidad ha sido la elegida por el Obispado para fomentar la actividad cultural en el Oratorio hasta que no se cree la fundación que se está tramitando para hacerse cargo de este templo que fue referente en el Bicentenario y del que la Iglesia quiere que sea máximo exponente del denominado diálogo fe-cultura. La intención, clara desde un principio, es que el culto religioso propio de cualquier iglesia sea compatible con la actividad cultural (conferencias, conciertos, debates y otros actos).

Este primer ciclo de conferencias arranca hoy con la conferencia que pronunciará a las siete de la tarde el obispo de Huelva, José Vilaplana, quien hablará sobre Nueva Evangelización: Misión y conversión pastoral. Mañana miércoles, a la misma hora, el secretario nacional para la Nueva Evangelización de la Asociación Católica de Propagandistas, Juan Caamaño Aramburu, pronunciará la conferencia titulada Palabras y gestos del Papa Francisco a la luz de la Nueva Evangelización, siendo presentado por el profesor de Historia de la Universidad de Cádiz, Manuel Bustos.

El ciclo finalizará el jueves, día 5 de diciembre, con una mesa redonda donde se analizarán losRetos de la Nueva Evangelización, también a las siete de la tarde. El vicario episcopal para la Nueva Evangelización de la diócesis de Sevilla, Adrián Sanabria; el vicario de Pastoral de la diócesis de Cádiz y Ceuta, Fernando Campos; y la secretaria de la Asociación Católica de Propagandistas de Cádiz, María del Carmen Fernández, participarán de este debate, que moderará Jaime Rocha.