Sólo una de cada cinco familias gaditanas se encuentran libre de pobreza según Cáritas

Mercedes Morales / La Voz de Cádiz

INICIO

El Obispo de Cádiz, Zornoza, y el Defensor del Pueblo Andaluz, Maeztu

  • La red pública debe ser la garante de los derechos humanos», reclaman desde Cáritas durante la presentación de su último análisis de la provincia de Cádiz y la ciudad autónoma de Ceuta.

Los resultados del último estudio elaborado por Cáritas Diocesanas de la provincia de Cádiz y Ceuta, ‘Análisis de la realidad en la provincia de Cádiz y en la ciudad de Ceuta:acompañando en la acción’, son demoledores.

El estudio concluye con la necesidad de «interperlar a los políticos y a las Administraciones para que no abandonen a las familias pobres», tal y como apuntó directamente el delegado episcopal de Cáritas, Alfonso Gutiérrez, junto al obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy. Entre los asistentes a la presentación del análisis de Cáritas estuvo el defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, quien asentía ante las denuncias de Cáritas.

Desde hace varios años, Cáritas ha venido alertando sobre la difícil situación económica y social que atraviesan muchas familias en la provincia de Cádiz y en Ceuta, ya que los datos de atenciones de las últimas memorias de actividad revelaban el importante incremento de personas asistidas y de recursos invertidos por la institución en esos territorios.

Pero el aluvión de cifras aportado desde el Obispado de Cádiz es difícil de resumir y más aún de digerir. Este análisis indica que la situación de exclusión social en la provincia de Cádiz afecta a 297.000 personas, que supone el 24 % de la población de la provincia. Se trata de una realidad que sufren más de 100.000 hogares gaditanos y que afecta con especial intensidad a 136.000 personas (42.000 hogares), que se encuentran en situación de exclusión severa.

En porcentajes más amplios, el riesgo de pobreza y exclusión social ha crecido en los últimos años hasta alcanzar en 2013 un índice del 27 % en España, del 38 % en Andalucía y del 47 % en Ceuta.

Pero Cáritas afina aún más en el dibujo de la sociedad gaditana. Subraya, por ejemplo, que aunque en esta provincia la proporción de personas que se encuentran en situación de exclusión es muy similar ala del resto de España, sin embargo, se caracteriza porque sólo 1 de cada 5 hogares se encuentran en situación de integración plena, es decir, que no están afectados por ningún rasgo de exclusión social.

Nuevo rostro de la pobreza

En el análisis se incluye un balance de asistencias que refleja que Cáritas ha prestado ayuda a más de 65.000 personas en la provincia de Cádiz y Ceuta durante 2013.

Entre estas personas acompañadas existen perfiles sociales muy diversos, si bien en los últimos años se han incrementado el número de ciudadanos españoles, las familias con hijos, las personas ocupadas y los desempleados con poco tiempo en situación de paro.

En los últimos dos años se ha incrementado el número de españoles que solicitan ayuda de Cáritas. Actualmente, 9 de cada 10 personas son ciudadanos de España, mientras que antes de la crisis el porcentaje de nacionalidad española no superaba el 10%. Además, 7 de cada 10 familias acogidas por Cáritas tienen hijos a su cargo, en su mayor parte menores de edad.

Trabajadores pobres

Cáritas subraya también que, aunque la mayor parte de las personas atendidas desde Cáritas carecen de empleo, cada vez son más las personas que, si bien tienen trabajo (2 de cada 10), el salario que perciben no es suficiente para satisfacer las condiciones de vida mínimas. La mayor parte de estas personas, el 20% de la población atendida por Cáritas, trabajan en empleos irregulares, con jornadas parciales, y con una alta temporalidad.

Cáritas identifica, de forma reurrente, a un gran porcentaje de personas desempleadas que buscan empleo sin éxito. La mayor parte de ellos son parados de muy larga duración.

Asimismo, aproximadamente 7 de cada 10 familias acompañadas por Cáritas disponen de algún ingreso (prestación por desempleo, prestación o pensión no contributiva), pero cuya cuantía no les permite cubrir sus necesidades básicas. Cáritas apunta que por debajo de los 340 euros si se vive sólo y de los 710 euros, si se vive en pareja con dos hijos menores de edad, se sufre pobreza severa.

En condiciones de pobreza severa se encuentran en Andalucía 1 de cada 10 familias (10 %), una cifra elevada en comparación con Ceuta, donde afecta al 4 % de las familias, y respecto a la media española, que es del 6 %.

Las dificultades frecuentes para realizar los pagos de vivienda y suministros domésticos (como electricidad, gas o agua), así como el estado inadecuado de las viviendas y la incapacidad de afrontar esos gastos de acondicionamiento por falta de recursos económicos, alcanzan a casi 2 de cada 3 familias atendidas desde Cáritas en la provincia de Cádiz.

La red familiar

Con referencia al apoyo social recibido por los participantes, se mantiene y aumenta el apoyo familiar (gozan del mismo 6 de cada 10 personas) y de las organizaciones sociales. Se sigue contando con la colaboración de vecinos y amigos, con quienes se han potenciado los lazos de convivencia.

El mayor descenso de apoyo lo protagoniza la Administración pública, lo que explica que Cáritas haya tenido que reforzar en los últimos años sus servicios de apoyo para llegar a mayor número de familias y para afrontar situaciones sociales más graves. Tanto que la aportación de Cáritas se ha incrementado en un 19% en sólo ejercicio, pasando de 1.985.154 euros en 2012 a 2.376.331 euros en 2013, siendo éste el último año contabilizado.

En ese sentido, 1 de cada 2 personas que llegan a Cáritas en demanda de ayuda, lo hacen sin haber recurrido antes a otros organismos o entidades, por lo que Cáritas es la primera puerta a la que acuden para solicitar ayuda.

Tras la presentación de los datos, el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, apuntó que estos datos «vienen siendo una constante en todas la organizaciones como Cruz Roja, Cáritas, La gota de leche, todas dicen lo mismo; la recuperación de la economía no ha llegado a los pobres».

El Arciprestazgo de San Fernando alza la voz contra el paro

Arturo Rivera / Diario de Cádiz

INICIO

  • El deterioro social provocado por el desempleo lleva a los sacerdotes a lanzar un comunicado en el que constatan la precaria situación de La Isla
Imagen de archivo de una protesta de parados a las puertas de la Iglesia Mayor Parroquial. Foto Diario de Cádiz

Imagen de archivo de una protesta de parados a las puertas de la Iglesia Mayor Parroquial. Foto Diario de Cádiz

La cifra récord de parados que ha alcanzado La Isla -con casi 15.000 desempleados, según el último recuento oficial- ha llevado al Arciprestazgo de San Fernando a lanzar un insólito comunicado a favor del “valor y la dignidad del trabajo humano” en el que deja bien claro el compromiso social de la Iglesia al tiempo que pide a la clase política que se implique en la búsqueda de soluciones, que no ceje en sus iniciativas para mejorar la situación y que “no se deje llevar por la lógica del mercado sino por la lógica de la persona”. 

El comunicado, suscrito por el equipo de sacerdotes que desarrollan su tarea pastoral en La Isla y difundido en las vísperas de la festividad de San José Obrero, hace hincapié así en la frágil situación que sufren cientos de familias que se han quedado sin trabajo a causa de la crisis, de la que son testigos directos cada día en las distintas parroquias de la localidad, para poner especial énfasis en esa realidad social. “Todos los días conocemos en nuestras parroquias los terribles efectos de esta situación: personas que pasan a engrosar las listas del paro, que acuden a Cáritas, a comedores sociales, que no pueden pagar las hipotecas que asumieron cuando disponían de un puesto de trabajo, inmigrantes que se quedan sin atención sanitaria, jóvenes que ven ante sí un futuro incierto en lo laboral”, refieren. 

El Arciprestazgo, de esta forma, se dirige también a la sociedad isleña, a la que pide “sus mejores esfuerzos para promover iniciativas solidarias al servicio de todos”. Y cita incluso algunas de estas propuestas que considera que contribuirían a mejorar la situación actual: empresas de inserción, cooperativas, las redes de solidaridad nacional e internacional, los bancos de tiempo, los economatos solidarios, la banca ética y tiendas a coste cero, además de la solidaridad familiar, vecinal y de los grupos de personas que comparten sus bienes con otras familias. 

El Arciprestazgo, hasta ahora poco dado a este tipo de comunicados, reconoce que el deterioro social desencadenado por la crisis y el paro ha provocado en el conjunto de sacerdotes “una honda e inquietante reflexión” que ha llevado a la redacción de este manifiesto con motivo del 1 de Mayo.

Desde la Iglesia local se muestra también su preocupación por la incertidumbre que afecta a la industria naval, uno de los pilares de la economía local y, en general, de toda la Bahía gaditana. “El desmantelamiento de la industria naval no solo ha afectado a los puestos de trabajo que estaban directamente relacionados con ella sino también a todos aquellos que -de forma indirecta- se beneficiaban de esta actividad”, constata. 

Ante esa realidad, los sacerdotes del Arciprestazgo han querido trasladar su afecto a los trabajadores y familias que sufren actualmente la lacra del paro, a los que ha trasladado toda su solidaridad y “el apoyo maternal de la Iglesia”, que se traduce en las acciones que se llevan a cabo desde los distintos grupos de Cáritas parroquiales “y otras tantas iniciativas que desde la comunidad cristiana de San Fernando se realizan para subsanar y paliar las necesidades que padecen y acompañarles en tantas situaciones de padecimiento alentándoles en la esperanza”. 

Desde el Arciprestazgo se ha lanzado también un mensaje a los jóvenes “para que no se dejen oprimir por las perspectivas negativas y dediquen sus mejores esfuerzos a formarse para aprovechar las oportunidades que aparezcan”.

LOS MAYORES, TRANSMISORES DE LA FE EN LA FAMILIA

Manuel López / Parroquia San José (Cádiz)

INICIO

???????????????????????????????

Con motivo de la semana del mayor, y convocados por el grupo parroquial de vida Ascendente de San José en Cádiz, han asistido a una conferencia un nutrido grupo de personas provenientes de varias parroquias de Cádiz Puertatierra.

Puntuales, como ellos son aun con calor, viento o tempestad; con muchas ganas de escuchar, cuando ellos hablan sin decir palabras; con un corazón lleno de fe, curtido por los años, por la experiencia, y con un estilo de vida propio de alguien que ha conocido a Jesucristo fueron llegando al salón de San Jose.

El tema que les convocaba no era algo ajeno a ellos: Los mayores, trasmisores de la fe en familia.

El acto comenzó con la oración al Espíritu Santo con motivo del Año de la Fe y un recuerdo muy especial por el padre Mateo, acompañante de este grupo parroquial.

Manuel Díaz Botella, director del Secretariado de vida Ascendente, inicio el acto con un saludo muy cariño a todos los asistentes.

África Mayordomo dio lectura a unas “décimas” escritas con mucho cariño por su esposo Eufemio Rollón, donde agradecían y presentaban al matrimonio Manuel López, Diácono permanente de la parroquia y María José García-Mohedano, catequista de adultos de la parroquia.

Manolo y María Jose fueron desgranando algunas de las características de los mayores y sus testimonios de fe ante sus hijos, nietos y familiares.

Los mayores son lazo de unión en la familia. Saben callar, silenciar y allanar las diferentes situaciones que se viven en las familias. Son fermento de unidad, porque su meta no está en alentar a un hijo en contra de otro, sino ser ceñidores de la unidad entre todos, al estilo de Jesucristo (Juan 17,11 “para que  sean  uno, así  como  nosotros  somos  uno).

Los mayores son garantía y custodio de los grandes valores de la fe cristiana. Recibieron una formación solida de sus padres y han intentado trasmitirla a sus hijos y continúan haciéndolo con sus nietos. (II Tesalonicenses 2,15 “así pues, hermanos, manteneos firmes y conservad las tradiciones que habéis aprendido de nosotros, de viva voz o por carta”).

Los mayores, ejemplo de vivir la caridad cristiana. (Mt. 6: 11: “el pan nuestro de cada día dánosle hoy”). Son los primeros en compartir con los hijos y nietos ante situaciones de paro, pobreza… sin olvidar a los vecinos y personas necesitadas.

Los mayores, ejemplo de vida en familia, de orar y celebrar la fe. Los mayores convocan a la familia, hacen familia, oran por la familia y llevan a la celebración todos los momentos importantes de la familia. No es extraño que los hijos, nietos, amigos y conocidos acudan a los mayores para que recen por sus exámenes, por sus enfermedades… (Mc 3,25: “cualquiera que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.

Manolo y María José, para terminar, alentaron a todos los presentes ante la gran misión que tienen hoy en medio de un mundo cada vez mas secularizado. “sois el lazo de unión familiar, sois verdaderos instrumentos al servicio de la trasmisión de la fe a vuestros hijos y nietos; instrumentos en manos de Dios con los que Él cuenta en esta gran tarea. Sentiros orgullosos de que Dios quiera contar con vosotros para esta misión, para la que nunca debéis sentiros jubilados ni mayores. ¡Tenéis mucho que aportar a la sociedad! ¡Vuestra familia, amigos y ciudadanos os necesitamos! ¡Continuad siendo un verdadero ejemplo de fe en el Señor para vuestros hijos, nietos… y no os canséis nunca, nunca, de ser verdaderos apóstoles del Resucitado en medio de vuestras familias!”.

El acto concluyo con unas preguntas y dialogo entre los asistentes.

Confirmados los actos de la visita del Icono de Czestochowa a Cádiz y Ceuta

Gabinete Prensa-Cádiz y Ceuta

INICIO

Virgen-Czestochowa_0

La Virgen de Czestochowa estará en la Diócesis de Cádiz y Ceuta entre el 26 de Enero y el 3 de Febrero. Se trata de una réplica del Icono venerado en Polonia, en el santuario de Jasna Gora. Viene como parte de una peregrinación ecuménica católico-ortodoxa en defensa de la familia y la vida. Esta iniciativa se denomina “De océano a océano”, y parte de Vladivostok, en la costa rusa más oriental del Pacífico norte, para atravesar toda Rusia, Europa, y terminar en Fátima, en el Atlántico.

¿Qué representa el icono de Czestochowa?

Es un icono muy antiguo de la Madre de Dios con su Niño, muy venerado en Polonia. Ha sufrido varios ataques a lo largo de la historia, que han dejado visibles heridas en su rostro y su cuello. De hecho el icono original está destrozado, y sobre sus restos se ha colocado el que se venera actualmente en Jasna Gora. Era una imagen muy querida por Juan Pablo II, que tenía una réplica delante de la que pasaba horas y horas rezando. Ante la Virgen de Czestochowa, Juan Pablo II se consagraba a María Inmaculada, con su “TOTUS TUUS ego sum” (soy todo tuyo).

Venerado igualmente por católicos y ortodoxos, este Icono representa además la unión querida por Dios para todos los cristianos en su única Iglesia, respirando con ambos pulmones (el oriental y el occidental).

¿Por qué viene a Cádiz y Ceuta?

Aunque nuestra Madre Inmaculada está siempre con nosotros y no nos abandona, ella ha querido tener este gesto de venir en este Icono, para hacerse particularmente presente entre nosotros aquí y ahora.

Lo hace para animarnos a promover la Familia y la Vida, en este momento en que la familia, fundada en el amor de entrega total entre el hombre y la mujer, y la vida humana más indefensa, están tan amenazados.

Igual que en el Antiguo Testamento, antes de la batalla, se hacía presente el Arca de la Alianza entre la aclamación del pueblo, aquí y ahora, el Arca de la Nueva Alianza, que es la Virgen María, se hace presente en los lugares donde se va a dar la batalla de la Familia y de la Vida, en nombre de Cristo. En aquel grito de aclamación antes de la batalla, el “teruwa”, los israelitas daban gracias a Dios, le alababan y le bendecían de antemano por la victoria que iba a darles sobre enemigos humanamente invencibles. Por eso dice el Salmo 89: “dichoso el pueblo que conoce el grito de aclamación”.

¿Una reproducción de un icono es una simple copia?

No, no es como una copia de un cuadro, es mucho más que eso. Los iconos, como toda imagen religiosa que el pueblo cristiano aprovecha para rezar, están “ungidos”. Es más, se dice que los iconos no se pintan, se “escriben”. Se escriben con oración y penitencia, con cuidado de mantenerse fieles a la tradición que se propaga. Una vez terminado, el nuevo icono se une al anterior en una ceremonia religiosa que representa el traspaso de la “unción” de una imagen a otra, esto es, para que esa nueva imagen sirva también como “ventana” a través de la cual nuestras oraciones se dirigen a quien la imagen representa. Esta ceremonia es también signo de toda transmisión auténtica de la Palabra de Dios, tradición ininterrumpida que se remonta a los Apóstoles.

¿Qué vamos a hacer con el Icono de la Virgen de Czestochowa?

Pues sencillamente, vamos a recibir a nuestra Madre en nuestra casa, que es la suya, vamos a colmarla de besos, a contarle nuestras necesidades y a confiarle a ella la causa de la Familia y de la Vida, en toda la Diócesis.

Para eso necesitaremos la colaboración de todos, no sólo de sacerdotes y consagrados, sino también -y fundamentalmente- de los laicos, especialmente de las asociaciones familiares, pro-vida, movimientos, cofradías, etc… ¡y de todos los que lleváis en el corazón a María Inmaculada y estáis deseando recibirla!

Pedimos especialmente las oraciones de todos por esta peregrinación, y que estéis atentos para ofreceros en lo que se pueda necesitar para que todo vaya como quiera nuestra Madre. Ojalá, además, este sea el inicio de una oración ininterrumpida, con el Rosario de todos los últimos viernes de mes, por la Familia y la Vida.

PROGRAMA DE ACTOS

La Virgen de Czestochowa viene a Cádiz y Ceuta

Delegación Familia y Vida – Cádiz y Ceuta

INICIO

  • La Virgen de Czestochowa viene a la Diócesis de Cádiz y Ceuta, entre el 26 de enero y el 3 de febrero del 2013

Imagen1 icono de cadizSe trata de una réplica del Icono venerado en Polonia, en el santuario de Jasna Gora. Viene como parte de una peregrinación ecuménica católico-ortodoxa en defensa de la familia y la vida. Esta iniciativa se denomina “de océano a océano“, y parte de Vladivostok, en la costa rusa más oriental del Pacífico norte, para atravesar toda Rusia, Europa, y terminar en Fátima, en el Atlántico.

¿Qué representa el icono de Czestochowa?

Es un icono muy antiguo de la Madre de Dios con su Niño, muy venerado en Polonia. Ha sufrido varios ataques a lo largo de la historia, que han dejado visibles heridas en su rostro y su cuello. De hecho el icono original está destrozado, y sobre sus restos se ha colocado el que se venera actualmente en Jasna Gora. Era una imagen muy querida por Juan Pablo II, que tenía una réplica delante de la que pasaba horas y horas rezando. Ante la Virgen de Czestochowa, Juan Pablo II se consagraba a María Inmaculada, con su “TOTUS TUUS ego sum” (soy todo tuyo).

Venerado igualmente por católicos y ortodoxos, este Icono representa además la unión querida por Dios para todos los cristianos en su única Iglesia, respirando con ambos pulmones (el oriental y el occidental).

¿Por qué viene a Cádiz y Ceuta?

Aunque nuestra Madre Inmaculada está siempre con nosotros y no nos abandona, ella ha querido tener este gesto de venir en este Icono, para hacerse particularmente presente entre nosotros aquí y ahora.

Lo hace para animarnos a promover la Familia y la Vida, en este momento en que la familia, fundada en el amor de entrega total entre el hombre y la mujer, y la vida humana más indefensa, están tan amenazados.

Igual que en el Antiguo Testamento, antes de la batalla, se hacía presente el Arca de la Alianza entre la aclamación del pueblo, aquí y ahora, el Arca de la Nueva Alianza, que es la Virgen María, se hace presente en los lugares donde se va a dar la batalla de la Familia y de la Vida, en nombre de Cristo. En aquel grito de aclamación antes de la batalla, el “teruwa”, los israelitas daban gracias a Dios, le alababan y le bendecían de antemano por la victoria que iba a darles sobre enemigos humanamente invencibles. Por eso dice el Salmo 89: “dichoso el pueblo que conoce el grito de aclamación”.

¿Una reproducción de un icono es una simple copia?

No, no es como una copia de un cuadro, es mucho más que eso. Los iconos, como toda imagen religiosa que el pueblo cristiano aprovecha para rezar, están “ungidos”. Es más, se dice que los iconos no se pintan, se “escriben”. Se escriben con oración y penitencia, con cuidado de mantenerse fieles a la tradición que se propaga. Una vez terminado, el nuevo icono se une al anterior en una ceremonia religiosa que representa el traspaso de la “unción” de una imagen a otra, esto es, para que esa nueva imagen sirva también como “ventana” a través de la cual nuestras oraciones se dirigen a quien la imagen representa. Esta ceremonia es también signo de toda transmisión auténtica de la Palabra de Dios, tradición ininterrumpida que se remonta a los Apóstoles.

¿Qué vamos a hacer con el Icono de la Virgen de Czestochowa?

Pues sencillamente, vamos a recibir a nuestra Madre en nuestra casa, que es la suya, vamos a colmarla de besos, a contarle nuestras necesidades y a confiarle a ella la causa de la Familia y de la Vida, en toda la Diócesis.

Para eso necesitaremos la colaboración de todos, no sólo de sacerdotes y consagrados, sino también -y fundamentalmente- de los laicos, especialmente de las asociaciones familiares, pro-vida, movimientos, cofradías, etc… ¡y de todos los que lleváis en el corazón a María Inmaculada y estáis deseando recibirla!

Pedimos especialmente las oraciones de todos por esta peregrinación, y que estéis atentos para ofreceros en lo que se pueda necesitar para que todo vaya como quiera nuestra Madre. Ojalá, además, este sea el inicio de una oración ininterrumpida, con el Rosario de todos los últimos viernes de mes, por la Familia y la Vida.

¿Cómo podemos plasmar eso en actividades?

Las recepciones en cada localidad normalmente pueden ser por la tarde. Las mañanas pueden dedicarse a que el Icono visite colegios religiosos y reciba allí la oración de los niños y los más jóvenes. En la recepción pública, estaría bien agasajarla con alguna muestra de la cultura local: bailes, música, flores, etc. Por supuesto, el Rosario es una oración muy adecuada, y hay textos del Rosario con meditaciones por la Familia y la Vida.

También se pueden hacer otras oraciones con cantos, alabanza, etc., preparando bien la música y los textos, para que sean bellos y muestren la alegría de la Familia y la Vida que Dios nos ofrece, ayudando a abrir los corazones a la Madre de Dios.

Es buen momento para que den testimonio personas que trabajan en la promoción de la familia y la defensa de la vida, llamando a otros a implicarse en estas labores mediante la oración, la palabra y las obras. Y se pueden hacer veladas en las que todos tengan oportunidad de irse acercando personalmente a la Virgen, entregándole escrita en un papel su petición u ofrecimiento. Sería bueno que una representación de todas las asociaciones y movimientos cristianos tuvieran la opción de acercarse y entregarle su ofrecimiento por la causa de la familia y la vida. En todos los actos, se reza la oración de Juan Pablo II por la Vida:

Oh María,
aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Madre, el número inmenso
de niños a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace difícil vivir,
de hombres y mujeres víctimas
de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia
o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu Hijo
sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alcánzales la gracia de acogerlo
como don siempre nuevo,
la alegría de celebrarlo con gratitud
durante toda su existencia
y la valentía de testimoniarlo
con solícita constancia, para construir,
junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilización de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.

¡Un abrazo y muchas bendiciones!

Pastoral de la Familia y Defensa de la Vida
Diócesis de Cádiz y Ceuta

Czestochowa