La Línea rinde homenaje al Padre Valenzuela en el primer aniversario de su pérdida

La Línea Digital

INICIO

El padre Juan Valenzuela durante una Misa

El padre Juan Valenzuela durante una Misa

La jornada de hoy viernes, día 11 de diciembre, viene marcado al cumplirse el primer aniversario de la pérdida de un vecino ilustre, el Padre Valenzuela, a quien se recordará en el paso de los tiempos merced a una plaza que llevará su nombre. De esta forma se reconoce la trayectoria del arcipreste e Hijo Predilecto de la Ciudad.

Así quedará reflejado durante la jornada de hoy en el pleno extraordinario, cuestión que ya adelantó el alcalde de La Línea, Juan Franco.

La Corporación municipal ha celebrado esta mañana un pleno de carácter extraordinario para la modificación de la plaza llamada de “Los Geranios”, ubicada en la barriada de San José, que pasará a denominarse plaza “Padre Juan Valenzuela”.

A solicitud del Partido Popular se solicitó esta distinción de forma reglamentaria a petición de colectivos ciudadanos, tomando como base la trayectoria del Padre Juan Valenzuela como Hijo Predilecto de la ciudad y su extraordinaria labor y entrega a todos los ciudadanos.

El primero en intervenir ha sido Juan Antonio Valle Lima que ha glosado la personalidad de Juan Valenzuela “que destacó tanto por sus actos como por preocuparse de trasladar la palabra de Dios”. Ha resaltado su valentía y el carácter de no ser un linense cualquiera. “Como linense tenía la nota más alta y hay que destacar que se volcó con el barrio de San José, más popularmente conocido como Periáñez, y con sus colores blanquinegros, los de la Balona”.

Continua leyendo la noticia en su web original: aquí.

El Obispado de Cádiz dice que usará el local de Betania para mejorar la labor de Cáritas

Europa Sur / La Línea

INICIO

El centro municipal cedido para el Nuevo Hogar Betania en La Línea

El centro municipal cedido para el Nuevo Hogar Betania en La Línea

  • La diócesis pide a la asociación benéfica que respete el contrato, que fue firmado “con el objetivo de que la entidad continuase con su actividad hasta encontrar una nueva sede”

El Obispado de Cádiz y Ceuta afirmó ayer que lo único que pretende, tras solicitar a Nuevo Hogar Betania que desaloje el inmueble de su propiedad que la entidad benéfica usa como casa residencial para mujeres y niños, es que se respete el contrato firmado entre ambas entidades, que expiró el pasado 31 de mayo, para permitir que Cáritas pueda “realizar mejor su misión de ayuda y servicio desinteresado a los más necesitados” en La Línea.

El inmueble, antiguo Hogar Betania de Cáritas, propiedad del Obispado

El inmueble, antiguo Hogar Betania de Cáritas, propiedad del Obispado

La ONG denunció ayer que el Obispado se negaba a renovar el contrato de alquiler de estas instalaciones, ya que desde julio de 2013 Cáritas finalizó el programa de atención a personas sin hogar, denominado Hogar Betania, después de que la Junta de Andalucía cortara las ayudas. Entonces sus voluntarios y monitores decidieron fundar esta asociación para mantener el proyecto. El Obispado, según explicó ayer, les ofreció el local en alquiler, a un precio simbólico de 50 euros mensuales, por un plazo de dos años, “con el objetivo de que Nuevo Hogar Betania pudiera continuar con su actividad hasta encontrar una sede adecuada para sus fines e intereses. Este contrato, con el compromiso pactado de dejar libre el local a su término, fue firmado libremente por el responsable legal de la Asociación”, indicó el organismo eclesiástico.

El Obispado también señala que cuando finalizó el programa de Cáritas “algunos de los contratados para el programa y voluntarios del mismo, sin consentimiento de Cáritas ni de la propiedad, permanecen en su interior negándose a abandonar el local”. La diócesis añade que Hogar Betania nunca perteneció a Cáritas, sino que algunos de sus trabajadores y voluntarios colaboraron en la entidad diocesana.

La diócesis solicita a Nuevo Hogar Betania que “voluntariamente, devuelva a su legítimo propietario el local ahora ocupado” y esgrime que “tiene desde hace año y medio una nueva sede a su disposición”. Al respecto la entidad benéfica ya indicó que en su nueva sede, la antigua residencia municipal de mayores, acoge a hombres sin hogar, y que prefería que los niños no se criaran junto a personas que hasta hace poco han estado viviendo en la calle y que no conocen lo suficiente.

El Obispado, además, acusa a Nuevo Hogar Betania de que continuó utilizando “indebidamente” el nombre y el logotipo de Cáritas tras la desvinculación de la organización religiosa. “En varias ocasiones requerimos infructuosamente a esta asociación para que cesara en el uso abusivo de su nombre y logo en su publicidad y, especialmente, en sus peticiones de colaboración económica. Este uso abusivo del nombre de Cáritas queda manifestado, como es fácil comprobar, incluso en el expediente administrativo que tramitó ante el Ayuntamiento de La Línea para la concesión gratuita de la antigua residencia de mayores, en la que se presentaban la entidad solicitante con el título de Nuevo Hogar Betania/Cáritas”, indicó.

La organización eclesiástica reitera que avisó hace seis meses a los responsables de Hogar Betania de su deseo de finalizar el contrato de alquiler el 31 de mayo, “y así poder recuperar el uso del local con el fin de destinarlo nuevamente a Cáritas, para que pueda realizar su misión de ayuda y servicio desinteresado a los más necesitados en La Línea; labor que se había visto disminuida en parte por la imposibilidad de usar el local arrendado a Nuevo Hogar Betania”.

“La petición de devolución de este local nada tiene que ver con un desahucio por impago, como se ha acusado calumniosamente al Obispado de Cádiz y Ceuta. Se trata, por el contrario, de un requerimiento legítimo de la propiedad al finalizar el plazo contractual y al tener ya la asociación una sede propia y adecuada. Tampoco se pretende dejar en la calle a mujeres y niños desvalidos. Son acusaciones vertidas contra el Obispado de Cádiz y Ceuta, que no tienen fundamento”, sentencia el Obispado.

Juan Carlos Pérez Jiménez será nombrado el domingo párroco de la Inmaculada

R.M. / Europa Sur

INICIO

  • El reverendo es de Los Barrios y sustituye a Juan Valenzuela, que pasa a ser adscrito
Juan Carlos Pérez

Juan Carlos Pérez

El reverendo Juan Carlos Pérez Jiménez tomará posesión como nuevo párroco del Santuario de la Inmaculada de La Línea el próximo domingo, 19 de octubre, en una eucaristía que tendrá lugar a las 20:00 horas. El barreño sustituirá a Juan Valenzuela, que al cumplir 75 años, edad de jubilación de los curas, pasará a ser reverendo adscrito de la Inmaculada.

El obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, nombró al padre Juan Carlos el pasado mes de mayo, cuando anunció varios cambios en la diócesis. En septiembre también nombró al sustituto de Valenzuela como arcipreste de la ciudad. El cargó recayó en Juan Manuel Benítez, responsable de la parroquia del Sagrado Corazón de Los Junquillos.

Juan Carlos Pérez Jiménez ha ejercido en los últimos años como párroco de la iglesia de Santa Catalina, de Conil, donde cosechó la amistad y respeto de un gran número de feligreses. De hecho un grupo de ellos comenzó a recoger firmas para solicitar al obispo su reconsideración de trasladar a su párroco a La Línea. De hecho, la parroquia de Santa Catalina de Alejandría de Conil ha puesto una serie de autobuses a disposición de todos los vecinos y feligreses que deseen acompañar al padre Juan Carlos en su toma de posesión en la iglesia de la Inmaculada al que fue párroco de Conil hasta el pasado mes de agosto.

Pérez Jiménez estuvo once años en la parroquia conileña, aunque antes ejerció su labor sacerdotal en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima del Colorado, dentro del término municipal de Conil.

Estudian nombrar Hijo Predilecto de La Línea al padre Valenzuela

La Línea Digital

INICIO

Padre Valenzuela

Este jueves, día 13 de febrero, mantendrán una reunión los integrantes de la comisión informativa de gestión social y ciudadana la cual verá el expediente ya ultimado para el nombramiento como Hijo Predilecto de la Ciudad al sacerdote Juan Valenzuela. Con independencia de la resolución que se tome en la indicada comisión, todo hace ver que será el martes 18 de febrero cuando se lleve a cabo el pleno de la Corporación Municipal que otorgue tal distinción al sacerdote.

En septiembre de 2013, mediante aprobación plenaria, se inició el expediente administrativo para este nombramiento impulsado por un decreto de la alcaldesa y al amparo de una importante recogida de firmas llevada a cabo. Ya con anterioridad, en junio de ese mismo año, en el transcurso de la multitudinaria cena de homenaje que le tributaron a Juan Valenzuela por sus 50 años de ordenación sacerdotal se adelantó la intención de nombramiento por boca del teniente de alcalde responsable de Relaciones Institucionales, Ángel Villar, presente en el acto, quien destacó que en ese medio siglo prácticamente estuvo siempre ejerciendo en su ciudad.

Juan Antonio Valenzuela García nació en La Línea el 8 de septiembre de 1939, hijo de Francisco y Ángeles. Realizó sus estudios en el colegio Providencia Sagrado Corazón para marchar posteriormente respondiendo a su vocación al Seminario Diocesano de San Bartolomé. Cursó igualmente la carrera de Magisterio y la licenciatura en Filosofía y Letras.

El 29 de junio de 1963 recibía, del entonces obispo de Cádiz Tomás Gutiérrez Díez, el sacramento del orden sacerdotal en San Pablo de Buceite. Desde entonces sus destinos se sucedieron pero gran parte de todos esos años ha estado dedicado a su pueblo y muy cercano a los jóvenes, tanto en los institutos Menéndez Tolosa como Mar de Poniente, así como en las diversas parroquias por donde ha pasado. Comprometido con la temática social, organizó en la barriada de San José su asociación de vecinos. Junto al recordado sacerdote Diego Sánchez promocionó las coordinadoras antidrogas. Trabajó en la constitución del Hogar Betania para transeúntes. Acogió en la barriada en 1985 la Hermandad de la Oración del Huerto que desde La Inmaculada se trasladó allí.