Los marianistas dejan La Línea

Antonio Montero / Roma

INICIO

Parroquia del Carmen de la Atunara, en La Línea

Parroquia del Carmen de la Atunara, en La Línea

  • La fecha oficial para dejar la parroquia del Carmen es el 1 de septiembre
  • Concretarán con el obispo de Cádiz cómo hacer este cambio en los próximos meses

Treinta y seis años han permanecido los religiosos marianistas en el barrio linense de la Atunara. Reconocen que ha sido una decisión difícil y dolorosa pero obligada por la falta de vocaciones y el envejecimiento, nos dice desde Roma quien fuera su párroco durante seis años, el padre Pachi Canseco.

Los religiosos explican a sus feligreses y vecinos de La Línea que han tenido que reagruparse en otras comunidades para poder continuar con sus proyectos misioneros. No sólo dejan La Línea, también se marchan de la única parroquia que tenían en Barcelona y de Valladolid.

El padre Pachi reconoce que el barrio de la Atunara le ha aportado mucho “he aprendido a ser creyente y a rezar con vosotros” y agradece en nombre de la familia Marianista las muestras de cariño mostradas. “La Línea deja huella en el corazón. Nos vamos pero también nos quedamos, porque parte de nuestra vida se queda con vosotros” dice emocionado quien ahora ejerce como rector del Seminario Internacional Chaminade, en la ciudad de Roma.

Para este sacerdote asturiano, los marianistas han aportado al barrio de la Atunara “un estilo de vida sencillo, de una comunidad religiosa que confía mucho en los seglares”. “Hemos ido pasando muchas personas pero todos nos hemos sentido queridos por vosotros y hemos ido cambiando; pero la parroquia ha continuado, porque no es el estilo de una persona sino el de una comunidad”.

Con la salida de los marianistas, a partir del próximo mes de septiembre, la presencia de la vida religiosa en La Línea se reducirá a las Hijas de la Caridad en el Hogar Marillac, la Comunidad “Luis Amigó” de las Terciarias Capuchinas, Salesianos y la Institución Teresiana de San Pedro Poveda en la Escuela de Magisterio y en el Colegio San Pedro.

36 años de historia marianista en la Atunara

La primera comunidad llega a La Línea en 1977 invitados por el obispo de Cádiz y Ceuta, Antonio Dorado, junto con el que era entonces arcipreste de la ciudad y párroco del Carmen, Alberto Revuelta. Les habían encomendado la misión de atender la Escuela de Magisterio, trabajar pastoralmente con los jóvenes y algunas clases en los Institutos. Los primeros marianistas que permanecieron en La Línea fueron por aquel entonces el padre José Ignacio Laita, Miguel Teruel y Javier Anso.

Al año siguiente, 1978, la Compañía de María acepta hacerse cargo de la parroquia del Carmen debido a la secularización del padre Revuelta y nombran como párroco a Aventino Andrés hasta la llegada de José Antonio Barbudo en 1981. Vivieron al inicio en una casa de la calle Canarias, luego pasaron “los pisos del caracol” hasta que en 1983 pasan a vivir en la que todavía es su comunidad, en la calle Cartagena.

En sus proyectos siempre han querido estar integrados y en contacto con el barrio de la Atunara. Desde el apoyo en sus inicios a la Asociación de Vecinos “Cristo del Mar”, el programa Proyecto Hombre, la Plataforma 0,7 o la acogida de inmigrantes llegados a las costas del Estrecho. Pero también han querido ser un punto de unión para el arciprestazgo de La Línea, entre la vida religiosa y la secular, con un estilo fraternal y de amistad sincera. En el año 2002 celebraron sus 25 años como parte de su presencia viva en la ciudad y la plaza que precede a la iglesia del Carmen lleva el nombre de su fundador, Guillermo José Chaminade.

Fallece en La Línea el P. Valentín Hernández Roy, marianista

Gabinete Prensa-Cádiz y Ceuta

INICIO

valentin_hernandez_roy_0

En la tarde del día de ayer, en La Línea de la Concepción, a los 78 años de edad, falleció el P. Valentín Hernández Roy, sacerdote marianista. Hoy jueves, a las 19.00 horas, se celebrará una misa en sufragio por su alma en la parroquia de Ntra. Sra. del Carmen, de La Línea de la Concepción, donde prestaba sus servicios ministeriales. Igualmente, mañana viernes, en la misma parroquia, se celebrarán las exequias a las 11.00 horas, para seguidamente trasladar sus restos al panteón de los marianistas en el cementerio mancomunado de Chiclana de la Ftra., donde se calcula que llegarán hacia las 13.30 horas.

Nació en Madrid en al año 1934. Ingresó en la Compañía de María (Marianistas) en el año 1951 y recibió el sacramento del orden sacerdotal en Friburgo (Suiza) en 1967. Era Doctor en Matemáticas y Licenciado en Teología.

Vivió en Cádiz durante muchos años y realizó un fecundo apostolado como educador y sacerdote. Tenía un gran reconocimiento como profesor de matemáticas, asignatura que impartió a numerosas generaciones de estudiantes del colegio San Felipe Neri.

Participó activamente en la dirección y animación de los Equipos de Nuestra Señora y de las Fraternidades Marianistas de Cádiz. Muy querido en la diócesis, cercano a las personas, muy sencillo, con una gran cultura y hondura espiritual cristiana.