La Iglesia de San Agustín de Medina Sidonia pasa a ser propiedad municipal

Diario de Cádiz

INICIO

Fachada exterior de la iglesia de San Agustín. Foto: Diario de Cádiz

Fachada exterior de la iglesia de San Agustín. Foto: Diario de Cádiz

  • El Ayuntamiento recibirá además la propiedad de la antigua escuela parroquial situada en la calle Muro

El alcalde de Medina Sidonia, Manuel Fernando Macías (IU), y el ecónomo diocesano del Obispado de Cádiz y Ceuta, Antonio Diufaín Mora, han suscrito este martes sendos convenios que permitirán al consistorio hacerse con la propiedad de la Iglesia de San Agustín. Hay que recordar que el templo, de gran valor histórico y artístico, sufrió un importante derrumbe hace unos meses.

A través de este acuerdo, el Gobierno local consigue hacerse con la propiedad de San Agustín, como paso previo a su futura rehabilitación para uso público municipal. El Consistorio, según recuerda en un comunicado, ha manifestado reiteradamente su apuesta por la rehabilitación de un edificio catalogado con el máximo nivel de protección en el Plan de Protección de Conjunto Histórico y Artístico asidonense y de gran valor cultural.

A través de los acuerdos de colaboración firmados, el Ayuntamiento recibirá además la propiedad de la antigua escuela parroquial situada en la calle Muro, edificio también emblemático y situado en pleno corazón del casco histórico asidonense, que en el futuro tendrá uso de interés público.

Mediante la donación del edificio de la calle Muro el Obispado de Cádiz y Ceuta compensa al Consistorio por los gastos ocasionados por las obras de emergencia desarrolladas subsidiariamente por la entidad local en la iglesia de San Agustín y, además, permitirá la participación del Ayuntamiento en la reparación de otro templo local que se encuentra en mal estado.

El Ayuntamiento ejecutará la primera fase de reparación de patologías en la iglesia de la Victoria. Además, a través de los acuerdos firmados, el Gobierno Local ejecutará una primera fase para la reparación de patologías y deficiencias en la Iglesia de La Victoria, por valor de 40.056 euros. Este templo, también de gran valor histórico, está situado en pleno centro del Conjunto Histórico-Artístico y se encuentra actualmente cerrado al culto debido a su mal estado de conservación.

Cabe recordar que la Iglesia de San Agustín sufrió un importante derrumbe el pasado 8 de mayo, ocasionando el desprendimiento del muro lateral del templo y de parte de la cúpula del crucero. Los hechos obligaron al desalojo temporal de los vecinos colindantes. Una vez producidos los hechos, el consistorio inició una serie de obras de emergencia para garantizar la seguridad pública.

Una vez garantizada la estabilidad lateral del edificio de San Agustín, el Ayuntamiento de Medina Sidonia ha comenzado una segunda actuación que permitirá la cubrición de todo el espacio derrumbado como garantía de estabilidad ante las lluvias del invierno. Esta actuación se basa en la instalación de un andamiaje de seguridad de dieciocho metros de altura y la instalación de una cubierta que servirá de protección ante las inclemencias meteorológicas, a la espera de que pueda diseñarse y financiarse una solución definitiva que tenga como resultado la rehabilitación integral del edificio.

Oración en Medina Sidonia por los misioneros diocesanos

Blog Misiones

INICIO

El próximo miércoles, 3 de julio, rezaremos por los misioneros diocesanos con las Hermanas Agustinas Recoletas en Medina Sidonia.

Las Vísperas serán a las 18,30h. en el Monasterio de Jesús, María y José.

Será la última oración del curso que haremos por los misioneros diocesanos en los Conventos de la Diócesis, con esta oración, habremos recorrido todos los Monasterios de Clausura de las Diócesis de Cádiz y Ceuta.

Únete en la oración por los misioneros diocesanos junto a las Hermanas y el equipo del Secretariado diocesano de Misiones.Te esperamos a las 18,30h. para rezar Vísperas en el Monasterio de Jesús, María y José.

Maeztu, un “excura obrero” sustituye al sacerdote Chamizo para defender al pueblo andaluz

EFE / Diario de Cádiz

INICIO

A la izquierda, Jesús Maeztu (Medina Sidonia) y a la derecha el sacerdote gaditano José Chamizo (Los Barrios)

A la izquierda, Jesús Maeztu (Medina Sidonia) y a la derecha el sacerdote gaditano José Chamizo (Los Barrios)

  • Maeztu se ha destacado por un fuerte compromiso que, como sacerdote, comenzó a poner en práctica en el populoso enclave gaditano del Cerro del Moro.

El excura obrero y hasta ahora Comisionado para la recuperación del Polígono Sur de Sevilla, Jesús Maeztu (Medina Sidonia, Cádiz, 1943), será el sustituto como Defensor del Pueblo Andaluz de José Chamizo, también ligado al sacerdocio.

Medalla de Andalucía 2010, Maeztu es catedrático de Derecho del Trabajo en la Universidad de Sevilla y desde 2003 está al frente del Comisionado del Polígono Sur sevillano para recuperar esta zona, una de las más deprimidas de la ciudad.

Personalidad de acreditada independencia y experiencia social, Maeztu se ha destacado por un fuerte compromiso que, como sacerdote, comenzó a poner en práctica en el populoso enclave gaditano del Cerro del Moro.

Tras estudiar Filosofía y Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca, fue con 25 años el párroco de este barrio gaditano, castigado entonces por la pobreza, la tuberculosis y la heroína.

En 1978, al tomar conciencia del choque entre sus convicciones y las de la Iglesia oficial, dejó atrás nueve años de trayectoria como “cura obrero” para dar continuidad a su trabajo en el ámbito de la docencia y del Derecho, cuya vertiente laboral impulsó en la Universidad de Sevilla durante los años 80.

Maeztu, autor de un libro sobre el Estatuto de los Trabajadores, en 1995 fue nombrado Defensor del Pueblo Andaluz, cargo que ejerció durante un año con la experiencia previa de adjunto en esta institución.

Tras reanudar la actividad universitaria y 25 años después de dejar el Cerro del Moro, su vocación social le llevó a ponerse al frente de los planes impulsados por las administraciones local, autonómica y estatal para recuperar el Polígono Sur sevillano.

Convencido de que hay que convertir en auténticos ciudadanos a quienes han sido presa del desencanto, Jesús Maeztu ha desarrollado en el Polígono Sur un nuevo modelo de intervención pública, que da entrada a la implicación de vecinos, técnicos y representantes políticos, especialmente en materia de empleo, educación y vivienda Ahora, Maeztu vuelve al Defensor del Pueblo Andaluz, cargo que ocupó entre 1995 y 1996, y al que había accedido en 1991 como adjunto de su predecesor, Cándido Conde Pumpido.

‘Mayday’ Sidonia

Julia Alarcón / Diario de Cádiz

INICIO

Foto: Diario de Cádiz

Foto: Diario de Cádiz

  • SOS para el conjunto arquitectónico de Medina Sidonia, que presenta graves carencias en lo que a su conservación y mantenimiento se refiere

¡Mayday, mayday! Esa es la señal de socorro que parece estar mandando el patrimonio arquitectónico de Medina Sidonia ante la situación de abandono que está padeciendo por parte de sus titulares, propietarios y determinadas administraciones. No lo hace a gritos, pero casi. Lo hace a golpes… de desprendimientos. El derrumbe parcial que sufrió el convento de San Agustín hace poco más de una semana ha dejado en evidencia el mal estado en el que se encuentran determinados templos de la localidad jandeña.

En un empinado paseo por el ‘balcón de la provincia’ encontramos cerrada a cal y canto la Iglesia de la Victoria, precintada hace pocos días por el Obispado -sin previo aviso al Ayuntamiento- al haberse encontrado grietas en la cubierta. Al parecer, no existe riesgo de derrumbe ni está en peligro la seguridad de fieles y visitantes, pero se ha preferido optar por el cierre como medida preventiva.

Tampoco atraviesa su mejor momento la Iglesia de Santiago, cuyo presbiterio tiene problemas de filtraciones de agua. Además la fachada exterior presenta un aspecto bastante mejorable.

No corre mejor suerte la Iglesia de San Juan de Dios. Los azulejos de la cúpula del campanario están incompletos; las malas hierbas y los desconchones adornan paredes y tejados; un grafiti desluce la puerta de la entrada principal; y según ha denunciado una plataforma local ciudadana, el templo sufre también daños estructurales.

Colma el vaso de los desperfectos la Iglesia Santa María la Coronada, la prioral. Este monumento histórico artístico, Bien de Interés Cultural (BIC), tiene múltiples goteras que han causado estragos en la edificación a lo largo de este lluvioso invierno. De ahí que la parte superior de las columnas tenga humedades claramente visibles, que se suman a otras que aparecen a lo pies de uno de los laterales. Y es que la ubicación de esta iglesia, que se incrusta dentro de una colina, juega en contra de su propia conservación.

Teniendo en cuenta este análisis de situación, uno no puede más que preguntarse: ¿Quién es el responsable del mantenimiento del conjunto arquitectónico asidonense? La Ley y Reglamento del Patrimonio de la Comunidad Autónoma de Andalucía lo establece bien claro en su capítulo tercero: Las personas propietarias, titulares de derechos o simples poseedoras de bienes integrantes del patrimonio histórico andaluz, tienen el deber de conservarlos, mantenerlos y custodiarlos de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores. Así pues, en última instancia es el Obispado, como dueño de sus iglesias, el encargado de velar por la protección de éstas.

El delegado de Patrimonio de la Diócesis de Cádiz, David Gutiérrez, sacerdote destinado precisamente a Medina, ha explicado que “la Iglesia no tiene fondos suficientes para llevar a cabo proyectos de rehabilitación, pues las partidas presupuestarias destinadas a ello se han visto mermadas”. Quizá no sea un buen momento para acometer planes de remodelación, más ahora que las labores asistenciales por parte de la Iglesia se han multiplicado a causa de la crisis. Ahora bien, un municipio como Medina, que vive -en parte- de su monumentalidad, no puede permitir que ésta se deteriore. “El pueblo, en general, ha pasado de su propia arquitectura, no ha respaldado este tema. Conozco otros pueblos en los que la concienciación es mucho mayor”, declara David Gutiérrez, quien  asegura además que la conservación de los bienes culturales “es fundamental no sólo por el valor histórico de los mismos, sino también porque los propios trabajos de recuperación generan empleo, riqueza e inciden de forma positiva en el turismo local”, elemento clave para el resurgir de la economía local, que, como todas, está padeciendo los efectos de la recesión.

“En estos tiempos de buenos deseos y poco dinero la solución al problema que sufre, no sólo Medina, sino el conjunto patrimonial de la provincia, pasa por la búsqueda de mecenazgo privado así como por una mayor implicación por parte de las administraciones”, ha afirmado el delegado.

¿Cuáles son las administraciones a las que alude David Gutiérrez? Evidentemente, Junta de Andalucía y Ayuntamiento. De una parte, la responsabilidad del Gobierno autonómico se basa en tres ejes básicos: tutelar y controlar la conservación del patrimonio andaluz; sancionar a los titulares y propietarios que no cumplan con su obligación de preservación; y asesorar sobre aquellas obras y actuaciones necesarias  para su mantenimiento. Así pues, no le compete directamente acometer obras de restauración. No obstante, Junta de Andalucía e Iglesia tienen firmado un convenio marco para determinado tipo de intervenciones, “aquellas que conllevan un interés general para la sociedad, más allá de que se trate de un edificio protegido”, ha declarado Fernando López Gil, delegado del Gobierno en Cádiz.

Además, “los Bienes de Interés General, los BIC, entran dentro de nuestro ámbito de actuación”, argumenta. Por esta razón, los arreglos que precisa Santa María la Coronada -la prioral- sí son responsabilidad de la Junta, aunque actualmente es el colectivo Acisma (Asociación para la Conservación de la Iglesia Santa María Coronada) la que se está encargando de estas labores. Los miembros de esta entidad cobran a los visitantes 2,50 euros a la entrada del templo y destinan los fondos recaudados a tareas tales como la restauración de la sacristía, la rehabilitación de algunas tallas y cuadros, incluso a pequeñas obras para arreglar las goteras antes mencionadas. Dicen los integrantes de esta asociación que de no ser por ellos este templo, emblema de Medina, estaría cerrado al público.

Finalmente entra en escena la última administración implicada, el Ayuntamiento, que a pesar de no contar con unas acaudaladas arcas municipales es el organismo que mayor énfasis parece poner en la defensa de su riqueza patrimonial. Manuel Fernando Macías, alcalde del municipio, entiende que el Consistorio que encabeza “no puede hacer más de lo que ya hace”. Con respecto a San Agustín, Macías asegura que a los cuatro meses de alcanzar la alcaldía ya encargó un informe para evaluar la situación del inmueble afectado; propuso al Obispado una permuta de terrenos a cambio del templo; reconoció el convento dentro del Plan de Protección del Casco Histórico de Medina Sidonia con el  nivel máximo de defensa… En definitiva, “hicimos todo lo que estuvo en nuestra mano para evitar el derrumbe”.

Hoy son los trabajadores de la empresa pública municipal Prodejemsa los que están ejecutando los trabajos de contención del muro de San Agustín. “Asumiremos las obras que sean necesarias, pero después pasaremos las facturas al dueño, esto es, a la Iglesia”, añade el primer edil.

Su partido, Izquierda Unida, ha solicitado a nivel andaluz la puesta en marcha de un plan de revisión de los inmuebles propiedad de la Iglesia. A nivel local, Macías va a impulsar este mismo proyecto en la ciudad que gobierna. “El Ayuntamiento es el único que está dando la cara cuando realmente es el Obispado el que tendría que hacerlo”, se queja.
Crisis económica, rebotes de competencias administrativas, dejadez, pasividad… Y mientras Medina sigue en situación de emergencia patrimonial. ¡Mayday Sidonia! ¡Mayday!

El Obispado de Cádiz no descarta demoler la iglesia derruída en Medina Sidonia

A.J. Candón / La Voz de Cádiz

INICIO

Fuente: Antonio J. Candón

Fuente: Antonio J. Candón

  • Ve «de difícil solución y muy costosa» su rehabilitación además de los riesgos que causa al estar anexo a un colegio

El Obispado de Cádiz a través de su delegado de Patrimonio en la Diócesis David Gutierrez ha destacado que la recuperación tras el derrumbamiento del muro, bóvedas y cubiertas de la Iglesia de San Agustín tiene difícil solución y es más que probable y en este sentido ha informado que no descarta que, finalmente, haya que proceder al derribo total del templo tras el hundimiento producido que ha afectado a buena parte del edificio, cerrado desde 1986.

El sacerdote David Gutiérrez, que curiosamente está destinado en Medina y párroco de Santa María, a la que pertenece la Iglesia de San Agustín ha destacado que tras la profunda inspección del inmueble realizada por el arquitecto del Obispado, éste les comunicó que el templo tenía «difícil solución». Por lo tanto el sacerdote ha reconocido que no se descarta «la demolición de todo el conjunto», sobre todo por el riesgo de derrumbe que podía afectar a equipamientos vecinos, como un colegio que hace unos días tuvo que cerrar el patio de juegos ante la caída de parte del muro, bóvedas y cubierta desde la iglesia.

Precario estado de las iglesias

El delegado de patrimonio de la Diócesis de Cádiz y Ceuta destacó por otra parte el precario o lamentable estado de conservación en el que se encuentra buena parte del patrimonio religioso que se levanta en la propia Medina. Asumen que no cuentan con dinero para afrontar las obras necesarias. Hay que destacar que hace dos semanas fue cerrada al culto la iglesia de la Victoria situada en la plaza de la Cruz como medida de seguridad y para garantizar la seguridad de todos los que acuden a ella.

Por otra parte, desde la Junta de Andalucía, Fernando López Gil, delegado del Gobierno en Cádiz, ha informado que, al no ser un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural y contar Medina Sidonia con un plan de protección del casco antiguo, era competencia del Ayuntamiento el control de la conservación de edificios incluidos en su catálogo de protección. En todo caso, constató: «Lo único que podemos hacer es autorizar una demolición parcial, a la vez que asesorar al Ayuntamiento».

Control desde el Ayuntamiento

Por su parte, el Ayuntamiento de Medina Sidonia acordó ejecutar unas obras con carácter urgente y de emergencia en la iglesia de San Agustín para garantizar la seguridad de los vecinos de las calles adyacentes, especialmente en Mateos de Guevara y evitar nuevos nuevos riesgos de desplomes. Esta decisión fue tomada el pasado jueves y comenzó ayer a ejecutarse poco después del mediodía. El alcalde, Manuel Fernando Macías y el teniente de alcalde de Urbanismo, Santiago Gutierrez mantenían una reunión en el patio a donde se ha desplomado el muro, bóvedas y cubiertas de la iglesia con los técnicos municipales, en las que estuvieron presentes también sus homólogos de la delegación provincial de Cultura. En la tarde de ayer continuaba vigilado el perímetro acotado de las calles limítrofes, aunque esta tarea ha sido asumida por una empresa privada de seguridad que ha relevado a la Policía local que hasta ayer por la mañana realizaban este control de vigilancia.