El Obispado de Cádiz dice que usará el local de Betania para mejorar la labor de Cáritas

Europa Sur / La Línea

INICIO

El centro municipal cedido para el Nuevo Hogar Betania en La Línea

El centro municipal cedido para el Nuevo Hogar Betania en La Línea

  • La diócesis pide a la asociación benéfica que respete el contrato, que fue firmado “con el objetivo de que la entidad continuase con su actividad hasta encontrar una nueva sede”

El Obispado de Cádiz y Ceuta afirmó ayer que lo único que pretende, tras solicitar a Nuevo Hogar Betania que desaloje el inmueble de su propiedad que la entidad benéfica usa como casa residencial para mujeres y niños, es que se respete el contrato firmado entre ambas entidades, que expiró el pasado 31 de mayo, para permitir que Cáritas pueda “realizar mejor su misión de ayuda y servicio desinteresado a los más necesitados” en La Línea.

El inmueble, antiguo Hogar Betania de Cáritas, propiedad del Obispado

El inmueble, antiguo Hogar Betania de Cáritas, propiedad del Obispado

La ONG denunció ayer que el Obispado se negaba a renovar el contrato de alquiler de estas instalaciones, ya que desde julio de 2013 Cáritas finalizó el programa de atención a personas sin hogar, denominado Hogar Betania, después de que la Junta de Andalucía cortara las ayudas. Entonces sus voluntarios y monitores decidieron fundar esta asociación para mantener el proyecto. El Obispado, según explicó ayer, les ofreció el local en alquiler, a un precio simbólico de 50 euros mensuales, por un plazo de dos años, “con el objetivo de que Nuevo Hogar Betania pudiera continuar con su actividad hasta encontrar una sede adecuada para sus fines e intereses. Este contrato, con el compromiso pactado de dejar libre el local a su término, fue firmado libremente por el responsable legal de la Asociación”, indicó el organismo eclesiástico.

El Obispado también señala que cuando finalizó el programa de Cáritas “algunos de los contratados para el programa y voluntarios del mismo, sin consentimiento de Cáritas ni de la propiedad, permanecen en su interior negándose a abandonar el local”. La diócesis añade que Hogar Betania nunca perteneció a Cáritas, sino que algunos de sus trabajadores y voluntarios colaboraron en la entidad diocesana.

La diócesis solicita a Nuevo Hogar Betania que “voluntariamente, devuelva a su legítimo propietario el local ahora ocupado” y esgrime que “tiene desde hace año y medio una nueva sede a su disposición”. Al respecto la entidad benéfica ya indicó que en su nueva sede, la antigua residencia municipal de mayores, acoge a hombres sin hogar, y que prefería que los niños no se criaran junto a personas que hasta hace poco han estado viviendo en la calle y que no conocen lo suficiente.

El Obispado, además, acusa a Nuevo Hogar Betania de que continuó utilizando “indebidamente” el nombre y el logotipo de Cáritas tras la desvinculación de la organización religiosa. “En varias ocasiones requerimos infructuosamente a esta asociación para que cesara en el uso abusivo de su nombre y logo en su publicidad y, especialmente, en sus peticiones de colaboración económica. Este uso abusivo del nombre de Cáritas queda manifestado, como es fácil comprobar, incluso en el expediente administrativo que tramitó ante el Ayuntamiento de La Línea para la concesión gratuita de la antigua residencia de mayores, en la que se presentaban la entidad solicitante con el título de Nuevo Hogar Betania/Cáritas”, indicó.

La organización eclesiástica reitera que avisó hace seis meses a los responsables de Hogar Betania de su deseo de finalizar el contrato de alquiler el 31 de mayo, “y así poder recuperar el uso del local con el fin de destinarlo nuevamente a Cáritas, para que pueda realizar su misión de ayuda y servicio desinteresado a los más necesitados en La Línea; labor que se había visto disminuida en parte por la imposibilidad de usar el local arrendado a Nuevo Hogar Betania”.

“La petición de devolución de este local nada tiene que ver con un desahucio por impago, como se ha acusado calumniosamente al Obispado de Cádiz y Ceuta. Se trata, por el contrario, de un requerimiento legítimo de la propiedad al finalizar el plazo contractual y al tener ya la asociación una sede propia y adecuada. Tampoco se pretende dejar en la calle a mujeres y niños desvalidos. Son acusaciones vertidas contra el Obispado de Cádiz y Ceuta, que no tienen fundamento”, sentencia el Obispado.

Destrozan en Puerto Real la capilla del Señor Chiquito y se llevan cuatro euros

Diario de Cádiz

INICIO

Exterior de la capilla en la que se produjo el robo, tras forzar la reja. Foto: Diario de Cádiz

Exterior de la capilla en la que se produjo el robo, tras forzar la reja. Foto: Diario de Cádiz

  • La imagen del Cristo, que no sufrió daños, se trasladó al interior de la iglesia de San Sebastián

Los ladrones parecen hacer encontrado en la iglesia un blanco fácil para perpetrar sus robos. Hace unos meses lo intentaron en la Parroquia María Auxiliadora, la pasada semana lo consiguieron en San Benito (dónde lo han intentado hasta en cinco ocasiones) y el pasado domingo asaltaron la capilla del Señor Chiquito, frente a la Prioral de San Sebastián.

A las ocho de la mañana de la jornada electoral un vecino alertó al párroco de que la capilla de la venerada imagen había sido forzada. Durante la madrugada, se había perpetrado un robo. Al parecer, los ladrones utilizaron un gato para forzar las rejas de protección, movieron el metacrilato que protege a la imagen y se llevaron el cepillo con las donaciones que aportan los fieles.

La cantidad que se ha podido robar se desconoce aunque, según fuentes de la parroquia, “es más que probable que apenas alcanzase los cuatro euros ya que un día antes el cepillo había sido vaciado y la recaudación semanal apenas asciende a quince euros”.

Una vez descubierto el robo, el párroco de la Prioral, José Carlos Mellado, retiró de la capilla la imagen del “Señor Chiquito”, que no había sufrido ningún daño. Eso provocó algunos momentos de nerviosismo en algunos fieles, principalmente señoras mayores, que, al ver que la imagen no estaba en su altar y que la reja estaba forzada, pensaron que el Cristo había sido robado.

Afortunadamente, la imagen no sufrió ningún daño y se encuentra en la capilla bautismal a la espera de que se pueda arreglar y reforzar la reja de su capilla, para regresar al lugar donde lleva décadas. Se temía porque hubiesen intentado llevarse la corona del Cristo que, aunque no tienen ningún valor económico, podría haber resultado atractiva para los ladrones, como ocurrió hace unos meses en la Hermandad de la Borriquita donde robaron , entre otros enseres, las potencias del Señor.

El robo en la capilla del Señor Chiquito se produjo sólo unos días después de que se perpetrase otro robo similar en la parroquia de San Benito Abad, en la barriada de las 512 viviendas. Fue hace una semana cuando entraron en el despacho del párroco y en las dependencias de Cáritas de donde se llevaron herramientas y una pequeña cantidad económica, tras acceder a través de una ventana, utilizando el mismo método: un gato con el que ampliaron el hueco de la reja que protege la ventana. Por fortuna, los asaltantes solo pudieron acceder a las oficinas y no al interior del templo.

Tanto en estos dos casos como el en intento de María Auxiliadora hace unos meses, el robo apenas tuvo importancia pero sí los daños causados en puertas y ventanas que tienen que reparar daños.

Algeciras acogió el consejo diocesano de Scouts

Carlos Viseras /Scouts Cádiz y Ceuta

INICIO

Foto_Consejo

El pasado 23 de mayo se celebró en la Parroquia San Miguel Arcángel de Algeciras el Consejo Ordinario de la Asociación Diocesana de Escultismo de Cádiz y Ceuta.

La participación fue completa y la misma estuvo representada por los grupos de la diócesis: San José y Santa Margarita de La Línea, Impeesa, Al-Hadra, San Miguel y Caetarea de Algeciras, La Salle de Puerto Real, Mayorazgo de Chiclana y Chaminade de Cádiz.

Se aprobó el calendario de la Asociación para el curso 2015-2016 y se realizó un repaso por el estado de los grupos en cuanto al número de miembros, los campamentos de verano y otros asuntos de relevancia. Hay que destacar que en el Consejo estuvo una representación de los miembros del Grupo Scout San Jorge (también de Algeciras) que están relanzando el proyecto de formación de un nuevo Grupo Scout en el barrio de la Piñera.

Comenzamos el día con la oración que fue presidida y preparada por el consiliario del Grupo Scout San Miguel Francisco Castillo y se terminó el día con una plácida barbacoa pues el equipo directivo de la Asociación termina después de 6 años de intenso trabajo, se realizó un recorrido por todas las acciones realizadas y se habló del futuro equipo diocesano.

 

La restauración integral del Cristo de la Almoraima de Castellar comenzará tras el verano

A.R. / Europa Sur

INICIO

  • El sevillano Diego Martínez prevé que los trabajos duren unos cuatro meses La imagen sufre grietas en la policromía sin daños estructurales

La asociación parroquial del Santísimo Cristo de la Almoraima de Castellar de la Frontera afronta uno de los momentos más importantes desde su fundación: la restauración de la imagen de su venerado crucificado tras años de colectas y austeridad en el gasto para poder acometer el proyecto. El colectivo religioso confiará la antiquísima imagen (con más de 400 años) al restaurador sevillano Diego Martínez Amores, con experiencia en la restauración de varias tallas en la provincia y que cuenta con el visto bueno del Obispado de Cádiz y Ceuta. La entidad ha logrado reunir los 14.036 euros en los que se ha tasado, en principio, el encargo.

La entidad que preside José Carrillo prevé que la restauración comience tras el verano, en torno a septiembre -la fecha exacta depende del calendario de trabajo del experto-, y una vez iniciada se prolongue durante unos cuatro meses de forma que pueda estar concluida a principios de 2016. Todo con el objetivo de procesionar sin problemas la próxima Semana Santa y en la posterior romería tras quedarse en el templo en el año 2014 y salir bajo precauciones en este 2015.

Cabe recordar que un primer informe de un restaurador alertó a la asociación sobre el mal estado de la estructura de la imagen, por lo que imperó el principio de prudencia hasta que un segundo examen -el del experto restaurador finalmente elegido- determinó que con precauciones se podía procesionar. El peritaje de Martínez Amores determina que el Cristo sufre problemas principalmente en la policromía, cuarteada y levantada en varios puntos, así como una pérdida de la tonalidad en el color y levantamiento de las capas del estucado, aunque -para la tranquilidad de la asociación parroquial de Castellar- descarta daños en la estructura del Cristo.

La anterior actuación sobre la imagen fue llevada a cabo a principios de los años 80 por Manuel Escamilla, quien pintó la talla con el actual tono de piel (el precedente era más claro). Sin embargo, salvo la factura del encargo (pagado entonces por el Ayuntamiento) pocos documentos más constan sobre este trabajo. Una falta de información que ha dificultado todo el proceso y preparativos porque se desconocían las técnicas y materiales usados por Escamilla.

“La actual restauración se ha planificado al detalle y documentado desde el mismo encargo con el fin de que en el futuro sirva como base para otros restauradores”, apuntan desde la asociación parroquial, donde la ilusión es la tónica dominante entre los 230 hermanos tras haber organizado eventos, rifas y venta de más de un millar de pañoletas para recopilar 13.770 euros (los que hay en la cuenta bancaria hasta el momento). De estos fondos, un total de 6.637 han sido recaudados en actos organizados por la entidad; 3.000 euros por donativos de personas de fuera de Castellar; otros 1.100 euros de donaciones de vecinos chisparreros y 3.000 euros comprometidos por el Ayuntamiento. “Y entre 2014 y 2015 no se han hecho estrenos en las procesiones para poder ahorrar al máximo”, destacan.

Las labores previstas en el informe previo a la restauración por parte de Martínez Amores contemplan una limpieza superficial del polvo y la suciedad, la fijación de los estratos previos de la policromía, así como la consolidación y sellado de grietas y levantamientos. Tras este trabajo previo, el restaurador acometerá el estucado de la policromía, la reintegración cromática y la restauración de la peana original del Cristo (actualmente usa una réplica).

Una vez que concluya la restauración del Santísimo Cristo de la Almoraima, la asociación parroquial aspira a restaurar las otras dos imágenes que originalmente conformaban el retablo del santuario. Se trata de sendas tallas de San Juan Evangelista y una Virgen María (dolorosa). Ambas llegaron junto con el Cristo desde la finca La Almoraima.

Las imágenes han sido retiradas a los salones parroquiales por tener problemas en la madera que pueden afectar a piezas cercanas y, en este caso, la actuación está presupuestada en unos 20.000 euros.

Pero los problemas y los gastos nunca vienen solos. El templo castellarense necesita reformas en la torre, que presenta problemas en el hormigón. Las deficiencias impiden -por seguridad- tocar la campana desde hace prácticamente un año y han obligado a acordonar el perímetro. “La gente ya se ha acostumbrado pero no podemos tocar las campanas para avisar cuando hay fallecidos, por ejemplo”, expone el párroco local.

La iglesia de Castellar, santuario desde el año 2008, data de los años 70 del pasado siglo -al igual que el resto del pueblo nuevo- y, según el informe técnico elaborado a instancias del Obispado, presenta caídas en el hormigón por la mala calidad del material. “Hace unos meses se hicieron unas obras de urgencia y se acordonó el perímetro. Cuando se concluya la restauración del Cristo tocará abordar la reforma de la torre, que es un símbolo de identidad del municipio”, apunta el párroco.

El presupuesto preliminar elaborado por el Obispado apunta a la necesidad de un desembolso de unos 25.000 euros, por lo que la comunidad parroquial deberá emprender de nuevo las colectas y la búsqueda de donativos así como acuerdos con otras administraciones para que el sonido de las campanas vuelva a Castellar.

La Palma de Cádiz reabrirá hoy, pendiente de las obras de restauración

P-M. Durio / Diario de Cádiz

INICIO

Foto: Diario de Cádiz

Foto: Diario de Cádiz

  • La cofradía realiza la actuación oportuna para garantizar la seguridad en el interior del templo

Cuarenta y ocho horas sin descanso ha vivido la hermandad de La Palma para ver abiertas las puertas de su iglesia. Tras la decisión tomada en la noche del martes de cerrar el templo por el mal estado de parte de la cornisa interior -que finalmente terminaría venciendo y desprendiéndose al mediodía del miércoles-, los cofrades del barrio de La Viña han trabajado sin descanso procurando que el cierre fuera por el menor espacio de tiempo posible. Y en principio, la previsión es que hoy pueda reabrir la iglesia.

Desde el pasado miércoles, un equipo de obreros ha trabajado en el interior del templo para retirar todos aquellos elementos que corrían peligro de desprendimiento, tanto en las cornisas que rodean la nave como en los propios paramentos.

Estas labores finalizaron al mediodía de ayer, cuando se retiraron los andamios instalados, obteniendo también la cofradía por la tarde el informe técnico favorable, que garantiza la seguridad de las personas que accedan al templo.

Con estos informes en la mano, la hermandad ha decidido reabrir hoy al culto. Y por ello, los cofrades se afanaban por la tarde en devolver la normalidad a la iglesia, realizando una limpieza a fondo del conjunto y colocando de nuevo todo el mobiliario y todas las piezas de arte que en la noche del martes fueron retiradas de urgencia y depositadas bien en la sacristía o incluso en el despacho de Mayordomía (donde se decidió resguardar a la Virgen de la Palma), así como retirando los plásticos y paños de protección de las distintas imágenes que han permanecido en el templo estos días.

Pese a que las puertas volverán hoy a estar abiertas, permitiéndose de nuevo el acceso de los fieles, el hermano mayor de la corporación, Francisco Javier Lucero, apuntaba ayer noche que “ahora queda pendiente arreglar y restaurar todo lo que se ha caído o eliminado en cornisa y paredes”. Precisamente, con este objetivo ya se ha empezado a trabajar solicitando a la empresa contratada para realizar los trabajos de urgencia un presupuesto de la obra que habrá que afrontar ahora. “En cuanto se pueda, sobre todo por el tiempo en el que haya menos cultos y celebraciones en la iglesia, además de por la disponibilidad económica de la hermandad, se acometerá la obra”, precisaba Lucero, informando que cuando llegue este momento habrá que cerrar de nuevo la iglesia para permitir los trabajos oportunos que afectarán a toda la nave interior.

“Siempre hemos actuado bajo la responsabilidad de garantizar la seguridad de las personas”, repetía ayer el hermano mayor, algo más satisfecho después de cuarenta y ocho intensas horas en las que la cofradía trabajó sin descanso para posibilitar que la iglesia abra las puertas lo antes posible.