Bankinter tendrá que devolver 279.000 euros a una congregación de misioneros

Efe / Madrid

INICIO

  • El Supremo condena a la entidad bancaria por la venta de bonos a la orden sin advertirles que el emisor era Lehman Brothers, en quiebra desde 2008.

El Tribunal Supremo ha condenado a Bankinter a devolver 279.000 euros a la Congregación de la Misión de San Vicente de Paúl por la venta de bonos de Lehman Brothers sin consignar quien era el emisor, según ha informado en un comunicado el Alto Tribunal. En el contrato firmado entre el banco y la congregación de los padres paúles, suscrito el 21 de septiembre de 2005, se describía el valor como un “bono senior rating A1, A, A+”, pero no constaba que la entidad emisora fuera Lehman Brothers.

“Este defecto de información, relativo a quien era el emisor del producto financiero y de los riesgos derivados de su eventual insolvencia, impide que quien no es un inversor con un conocimiento cualificado pueda hacerse una representación mental de los riesgos concretos que conlleva la contratación del bono”, recoge la sentencia, que indica que no está acreditado que el sacerdote de la congregación que cerró la operación fuera experto en inversiones financieras.
La congregación contrató con Bankinter los bonos por un importe de 343.000 euros, que ofrecían un interés del 7,25% los cinco primeros años y luego pasaban a interés variable. “No consta que el banco entregara antes de la suscripción un folleto, documento o explicación escrita sobre las características del producto”, señala el Supremo. Ante la quiebra de Lehman Brothers, en septiembre de 2008, Bankinter comunicó a los padres paúles la pérdida de su inversión.

La congregación presentó demanda en marzo de 2012, y el Juzgado de Primera Instancia número 71 de Madrid le dio la razón, declarando la nulidad del contrato de compraventa de los bonos y condenando a Bankinter a devolver a los demandantes 279.229 euros más los intereses legales desde la interposición de la demanda. La cifra descontaba de los 343.000 euros los 49.600 euros de renta obtenida con el producto y los 14.000 euros que recibió del procedimiento concursal de Lehman Brothers.

La Audiencia de Madrid estimó el recurso del banco y desestimó la demanda de la congregación, al considerar caducada su acción por haber transcurrido más de cuatro años desde el contrato de adquisición del bono (septiembre de 2005) y la presentación de la demanda (marzo de 2012).
Finalmente, el Supremo anula esta segunda sentencia y repone el fallo de la del Juzgado de Primera Instancia, al subrayar que el plazo de cuatro años no se completó ya que comenzó a contabilizar desde la quiebra de Lehman Brothers (septiembre de 2008), ya que ese fue el momento en que conoció la congregación “la circunstancia sobre la que versa el error que invoca como motivo de anulación del contrato”.

Los carmelitas de Cádiz anuncian su marcha

Pablo-Manuel Durio / Diario de Cádiz

INICIO

  • La orden informa que dejará la casa de Cádiz “por tiempo indefinido” en julio de 2016 por la escasez vocacional en España

Titular: Los carmelitas anuncian su marcha de la ciudad.

Foto: Diario de Cádiz

Foto: Diario de Cádiz

La orden de carmelitas descalzos ha anunciado el cierre “por tiempo indefinido” de su presencia en la ciudad. Una marcha que será efectiva en el verano del próximo año y que dejará a Cádiz sin la histórica atención de esta orden religiosa. La noticia venía apuntándose desde hace semanas en los círculos eclesiales de la ciudad, pero no ha sido hasta ahora cuando la orden ha hecho pública la decisión.

La escasez de vocaciones, la reagrupación de frailes en el territorio nacional, el envejecimiento de estos frailes o la falta de recursos para seguir manteniendo grandes edificaciones son algunos de los motivos que hace unos meses llevó a la orden a reagrupar a las distintas provincias eclesiales en las que los carmelitas tenían organizada su presencia en España en una sola; y a raíz de esta unificación de los religiosos de todo el territorio nacional se ha tomado la decisión -“dolorosa”, según apuntan fuentes de la propia orden- de cerrar la casa de Cádiz.

La marcha definitiva de los frailes carmelitas en la ciudad será en julio del próximo año 2016, justo después de que finalicen los cultos y actos por la fiesta de la Virgen del Carmen, titular de la orden y del templo de la Alameda. Hasta entonces, se abre ahora la duda sobre cómo será esa marcha y, sobre todo, cuál será el futuro de la iglesia que regentan los frailes y de su convento.

Sobre este asunto, la comunidad quiere asegurar “el cuidado del patrimonio humano, espiritual y artístico de nuestra iglesia y feligresía, sin desentendernos del cariño inestimable que tanta gente tiene a los carmelitas en Cádiz”. “Para ello tomaremos las decisiones adecuadas con el fin de que la devoción a la Virgen del Carmen y la espiritualidad del Carmelo, siga teniendo fuerza en este rincón de la ciudad”, indican también los frailes carmelitas.

Estas decisiones, a priori, pueden pasar por ceder el templo y el convento al Obispado para que a partir del verano de 2016 lo gestione la diócesis; o por seguir atendiendo el culto de la casa de Cádiz desde el cercano convento de San Fernando, donde los carmelitas seguirán residiendo y manteniendo, al menos, su presencia en la provincia. En cualquier caso, será en estos próximos meses cuando se tomen este tipo de decisiones que definirán el uso y la gestión futura de esta iglesia catalogada como Bien de Interés Cultural y que además es parroquia de la diócesis de Cádiz y Ceuta, algo que también podría verse afectado o alterado una vez los carmelitas dejen definitivamente la ciudad de Cádiz. A todo ello se une la existencia de la orden tercera carmelitana y de las cofradías del Carmen y del Niño Jesús de Praga, a las que se unen las hermandades de Borriquita y Prendimiento que forman parte de la comunidad parroquial y que realizan su salida procesional desde el templo carmelita.

De cara a estos meses, poco más de un año, que ahora tiene por delante la orden para organizar y concretar tanto su marcha de la ciudad, donde han permanecido desde el año 1737, como el futuro de su convento y del templo de la Alameda, los carmelitas quieren pedir “a fieles, amigos y conocidos, que nos acompañen y comprendan en esta dolorosa decisión”, que supone además otro duro mazazo en cuanto a pérdidas de presencias religiosas en la ciudad, pues se une a la marcha aún reciente de órdenes como los jesuitas o los mercedarios, entre otros.

Fallece en Cádiz sor Lourdes, antigua secretaria de los obispos Dorado y Ceballos

TU DIÓCESIS

IMG_0134.PNG
El día de Nta. Sra. del Rosario, 7 de octubre, festividad en Cádiz por ser el día de su patrona, falleció la Hna. Lourdes Dueñas Pastor, religiosa de las Carmelitas de Vedruna. Estuvo al frente de la Secretaría del Obispo de Cádiz en la etapa de don Antonio Dorado y don Antonio Ceballos.

El funeral se celebró esta misma mañana, a las 10:30h, en la Parroquia de Ntra. Sra. del Rosario de Cádiz.

OBITUARIO POR JOSÉ ANTONIO HERNÁNDEZ

ÚLTIMA ENTREVISTA A SOR LOURDES EN EL DIARIO DE CÁDIZ POR EMILIO LÓPEZ

Dos centros unidos por el Amor de Dios

Beatriz Estévez / Diario de Cádiz

INICIO

Se cumplen hoy (27 abril) 150 años de la fundación de la congregación de las Hermanas del Amor de Dios Sus dos colegios en la capital celebran esta efemérides

Sor Raquel (segunda por la izq.) y las demás hermanas que viven en Cádiz. Foto: Diario de Cádiz

Sor Raquel (segunda por la izq.) y las demás hermanas que viven en Cádiz. Foto: Diario de Cádiz

Los colegio Amor de Dios y Nuestra Señora de Lourdes están de celebración. Justo en el día de hoy, 27 de abril, se cumplen 150 años de la fundación en España de la congregación de las Hermanas del Amor de Dios, de la mano del padre Jerónimo Usera (Madrid 1810 – La Habana 1891). En Toro (Zamora) se abrió el primer colegio, pero la capital gaditana también va unida a los orígenes de la congregación, pues en los albores de la hermandad el sacerdote se había fijado como misión el desarrollo de la mujer en las islas de las Antillas, y fue entonces cuando pensó en Cádiz. El misionero, que conocía perfectamente Cádiz por ser la ciudad donde embarcó varias veces rumbo a Cuba y las Antillas, decidió abrir aquí, en 1867, un colegio, en el número 2 de la calle Isabel La Católica. Así, las hermanas procedentes de Toro y que iban a continuar viaje hasta La Habana para desarrollar su misión podían adaptarse, en la medida de lo posible, a un clima parecido al de La Habana. El centro dejó de ser un proyecto para convertirse en realidad, pero estalló la Revolución y se produjeron momentos complicados. Así, en 1871, cuando aún no se habían cumplido los cuatro años de su apertura, las hermanas cerraron el colegio y pusieron rumbo a La Habana. El regreso a Cádiz se produjo casi cien años después del nacimiento de la congregación, el 9 de mayo de 1956. Y desde esa fecha, hasta hoy. Hoy, que se conmemoran los 150 años de su existencia. 

Las comunidades educativas de ambos centros concertados comenzaron los festejos el pasado lunes, con un acto en las instalaciones del Amor de Dios y una eucarística en la parroquia de Santo Tomás. Hoy, varias hermanas, profesores y estudiantes de Cádiz participan en Toro en un evento organizado con motivo de la efemérides. Mañana proseguirá la celebración con el alumnado del Amor de Dios, y el martes los escolares del centro de Puntales vivirán una jornada en el campo. “Es una efemérides muy importante para nosotras, las hermanas, y para nuestros centros”, comparte la directora titular de los dos colegios, sor María Morillo, que lleva 15 años al frente del Amor de Dios y cinco dirigiendo también Nuestra Señora de Lourdes. 

Actualmente, son pocas las hermanas de la congregación que residen en Cádiz. 19 en total sumando las 12 vinculadas al Amor de Dios y las siete de Nuestra Señora de Lourdes. Nada que ver con otros tiempos. En las décadas de los 70 y 80 la mayoría de los enseñantes eran religiosas, apenas había seglares impartiendo clases. “Ahora ocurre todo lo contrario, son muy poquitas ya las hermanas dedicadas a la enseñanza, pero no sólo en estas dos escuelas, sino en todas. Antes había más vocación…”, comenta Sor María. Y a sus palabras, la superiora de la comunidad de Nuestra Señora de Lourdes, sor María Dolores Fuentes, añade: “Cuando yo llegué al centro de Puntales, en el año 81, éramos 12 hermanas y sólo había cuatro profesoras seglares. Entonces había más vocación”. 

Ambas hermanas se muestran satisfechas con el funcionamiento de los dos centros: “Van bien, pero no nos podemos dormir en los laureles”, apunta sor María, que resalta el “trato cercano” y el “buen ambiente” existente en las dos comunidades. 

Ambos centros (Amor de Dios, de tres líneas, y Nuestra Señora de Lourdes, de una) han recibido más solicitudes de plazas para Infantil de 3 años de las que pueden atender. Amor de Dios es, actualmente, el centro más demandado de la ciudad. ¿El motivo? “Un cúmulo de cosas”, señala su directora, que comienza a enumerar: “Yo creo que influye el trato directo con las familias, conseguimos que padres y alumnos se sientan a gusto; también nuestro proyecto educativo y nuestro ideario, partiendo de que educar es nuestra forma de amar; también tenemos fama de exigentes, y los resultados son buenos porque normalmente el 100% de nuestros estudiantes aprueban la Selectividad. Ofrecemos servicios como aula matinal, comedor…”. 

Asimismo, las religiosas también están “contentas” con “el comportamiento de los chicos”, aunque piensan que la metodología debe adaptarse a los nuevos tiempos con el propósito de captar más la atención de los alumnos, “que desconectan enseguida”. “Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación -reflexiona sor María- están influyendo en el comportamiento de los adolescentes. Viven pegados al teléfono móvil, y muchas veces tenemos que quitárselo en clase y llamar a sus padres. Quizás debiera incluirse el uso de este aparato en la enseñanza, viendo el uso que le dan los estudiantes”, comenta sonriendo. 

Amor de Dios y Nuestra Señora de Lourdes están de celebración. Además de festejar los 150 de la congregación, celebran el buen estado de salud actual de ambos centros. El primero, con 1.205 alumnos y 76 docentes; y el segundo, con 340 escolares y 22 profesores.